La foto registra el momento en que se encontraron las dos bocas del túnel, en marzo pasado. - ABC

El anillo insular pasa por La Vega

A unos once meses de que se pueda abrir a la circulación, el mayor túnel de Tenerife avanza a paso firme

SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Parte fundamental de la nueva carretera entre Icod de los Vinos y El Tanque, pero sobre todo pieza esencial del futuro anillo insular de la isla, el túnel de La Vega avanza a paso firme en su construcción. Se trata de la mayor infraestructura de este tipo con la que contará Tenerife, al sumar 1.600 metros de longitud, con una sección considerable, dados sus 145 metros cuadrados de excavación y 16,5 de anchura media. Un trabajo de calado que marcó un hito en marzo pasado, cuando se produjo el encuentro entre las dos bocas, que habían avanzado al ritmo de unos 20-25 metros semanales.

Esta conexión bajo tierra salva el Paisaje Protegido de los Acantilados de La Culata. Sucede que el 40 por ciento de la inversión de la obra, unos 48,4 millones de euros, se han destinado a la adaptación medioambiental de la nueva vía. En este sentido se trabaja en toda la traza, habiéndose, por ejemplo, recuperado una treintena de ejemplares de la especie Ruta pinnata, que se veían afectados por los trabajos.

Los tímpanos y las aletas de las obras de drenaje transversal y, en general, los elementos exteriores de la obra, situadas en ámbitos próximos al Espacio Natural del Chinyero, se ejecutan reutilizando el sustrato rocoso retirado en ese entorno previamente al movimiento de tierras. Estas labores, que se repiten parcialmente en los taludes de la explanación, permiten el rescate de los líquenes y demás vegetación ligada a este sustrato, logrando una mayor integración de la obra en este entorno tan peculiar.

Los trabajos ambientales se desarrollan con normalidad, y tras las tareas previas de inventario, recogida y rescate de plantas y semillas, se realizan labores de plantación e integración, tan pronto como éstos pueden llevarse a cabo. Se dispone incluso de un vivero construido ex profeso en obra, en el que se mantienen y producen plantas para las labores de revegetación del entorno afectado por las obras.

Más seguridad

La obra

de la nueva carretera Icod Santiago del Teide, en este tramo Icod-El Tanque, pretende, además de mejorar el nivel de servicio actual y disminuir los tiempos de recorrido, solucionar los problemas de seguridad vial que padece la actual carretera TF-82. Esta vía constituye el eje principal en el área noroccidental de la isla de Tenerife, entre Icod de los Vinos y Santiago del Teide, y condiciona seriamente las posibilidades de desarrollo económico y social de toda la comarca.

El bajo nivel de servicio de esta carretera existente obedece a distintas razones: por un lado, la antigüedad de su diseño y sus características geométricas deficientes, tanto de trazado en planta y alzado como de insuficiente sección transversal, con un trazado sinuoso con tramos de pendientes del 6 al 7 por ciento y con muchas curvas de radios muy reducidos, un carril por dirección de escasa anchura que hace que el cruce de vehículos pesados se realice con muchas dificultades en curva y sin arcenes en la mayor parte de su longitud. Por otro lado, el estado del firme es deficiente en varias zonas, encontrándose degradado y necesitado de refuerzo o reparación, apareciendo en algunos puntos la calzada agrietada.

Con esta actuación, se materializa la primera de las dos calzadas de lo que en el futuro será una autopista, con una sección tipo genérica formada por dos carriles de 3,5 metros de ancho, dos arcenes de dos metros y medio y dos bermas de un metro. En buena parte de su longitud dispone de tres carriles (uno adicional para vehículos lentos), concretamente entre el inicio, en Buen Paso, y el barrio de El Amparo, es decir, en una longitud de 6,5 kilómetros.