Los alcaldes retoman el control del PSOE tinerfeño con la gestora

Además, buscan reconducir las relaciones, entre otros, con los alcaldes de Candelaria, Gumersindo García, y Güímar, Rafael Yanes

SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

Los principales alcaldes del PSOE de Tenerife han vuelto a retomar el control del partido y cierran filas para acabar con la crisis interna y encarar las elecciones más difíciles de los últimos años debido al actual contexto socioeconómico. Según ha podido saber este periódico, en la gestora que preside el senador Aurelio Abreu han entrado también, entre otros, la ex alcaldesa del Puerto de la Cruz, Dolores Padrón, y los regidores José Miguel Rodríguez Fraga (Adeje), Pedro Martín (Guía de Isora), Macario Benítez (El Rosario), Ignacio Rodríguez (La Matanza) y Manuel Correa (La Victoria), viejo apoyo del sector de Santiago Pérez e Ignacio Viciana. La idea ha sido elaborar una gestora que reúna a miembros de todas las agrupaciones locales de la isla, aunque al final han sido 22 las que han acudido a la llamada de consenso de Abreu.

De hecho, ese va a ser uno de los principales retos del PSOE tinerfeño en los próximos meses, ya que hay que reconducir las relaciones, entre otros, con los alcaldes de Candelaria (Gumersindo García) y Güímar (Rafael Yanes), que no han entrado en la gestora. García decantó el triunfo de Viciana en el último congreso insular, y Yanes, incluso, forma parte de la extinta Ejecutiva Insular. «Hay que sentarse a hablar con ellos porque son dos valores que no podemos perder», comenta un miembro de la gestora. La ampliación de la gestora se hará efectiva hoy y por la noche arropará a la candidata socialista en Arico en su presentación. Han entrado también en la gestora insular destacados socialistas como el presidente de la gestora en Santa Cruz de Tenerife, Julio Pérez, el ex subdelegado del Gobierno, José Vicente González Bethencourt, o la portavoz municipal en San Juan de la Rambla, Fidela Velázquez.

Malestar

En medio de la creación de la gestora siguen tramitándose los expesientes de expulsión del partido de Ignacio Viciana, ex secretario insular, y José Manuel Corrales, ex secretario general de la capital tinerfeña. Entre los afectados existe un gran malestar porque quien instruye el caso es Margarita Pena, secretaria de Política Municipal del PSOE lagunero y miembro de la nueva gestora insular. Tanto Viciana como Corrales ya remitieron en su día las alegaciones al expediente y están a la espera de que se cierre y sea enviado a la dirección federal de Ferraz, que tomará la decisión definitiva. En un intento a la desesperada por salir airoso del conflicto, Corrales pidió ayer la celebración de un congreso extraordinario urgente de su partido en Canarias para que «clarifique» la hoja de ruta de la formación y que suponga profundizar en su democracia interna. Asimismo, responsabilizó a la ejecutiva regional de José Miguel Pérez de crear un clima interno de «enfrentamiento radical, de favorecer un ambiente de exclusión, miedo y represión, de fomentar un gran desconcierto y desencanto tanto en el seno del partido como en la ciudadanía canaria».

Corrales señala que las gestoras y amenazas de expulsiones no son buenas credenciales para presentarse a las elecciones, y asegura que para salir de una forma positiva de la situación de «confusión» que se ha generado, «lo prudente» es dar la palabra y la voz a los militantes socialistas con la celebración de un congreso insular en Tenerife y una asamblea local en la capital que permitan avanzar en la integración.