DESDE MI ESCAÑO

Voto interior

¿Es normal que 200 personas en Aragua puedan dictaminar quién será el alcalde del municipio de Teror?

JUAN VELARDE
Actualizado:

COALICIÓN Canaria está que trina con la pérdida del llamado voto exterior. La decisión de la Junta Electoral de que los ciudadanos que residan en el extranjero no puedan ejercer su derecho a elegir a los representantes en ayuntamientos y cabildos les ha caído como una losa, pero, por una vez, tengo que reconocer que el máximo ente encargado de velar por la limpieza de los procesos electorales ha obrado sabiamente. Era un secreto a voces que en determinadas localidades de las Islas los votitos provenientes de Venezuela, especialmente, Cuba, Uruguay o Argentina estaban provocando un vuelco en lo que realmente querían los habitantes que están permanentemente viviendo en esos núcleos.

La historia es muy sencilla ejemplificarla. Imagínense ustedes que viven en San Juan de la Rambla y la gran mayoría de los vecinos están hasta los mismísimos del alcalde y ven en los opositores a la esperanza que llevaban buscando desde hace tiempo para cambiar el signo del Gobierno municipal. Pues su deseo, hasta la fecha, quedaba truncado puesto que el voto de los emigrantes pesaba tanto que al final el terreno que ganaba, por ejemplo, el PSOE, era luego recuperado y superado por los nacionalistas gracias a esas «milagrosas sacas» que llegaban cargadas de apoyos a equis formación. A esos que respaldaban en la lejanía al candidato de turno para que fuese el que tuviese el bastón de mando, les traía luego al pairo cómo iba a ser la gestión.

Aquí no se dilucida si se está cercenando un derecho o no a los canarios y al resto de españoles que residen fuera de su territorio. Nada de eso. Aquí de lo que se está hablando es que, por fin, se pone el freno a un abuso que se ha venido perpetrando desde tiempos inmemoriales y que daba al traste con una verdadera democracia en los pueblos. Porque, dicho de otra manera, ¿es normal que 200 personas en Aragua puedan dictaminar quién será el alcalde de Teror si ni siquiera tienen pensado volver en la vida a las Islas?

Además, con la erradicación de este voto que sólo falseaba, insisto, la democracia de los municipios, e incluso en alguna isla de pequeño tamaño (hierros y gomas me vienen a la cabeza), ahora podremos ver realmente qué quieren los habitantes de tal o cual localidad y, de paso, ahorrarnos los dineros que los dirigentes políticos, con Paulino Rivero a la cabeza, se hacían a gran parte del continente americano para recabar y comprar voluntades electorales. Normal que el edil de San Juan de la Rambla haya pedido la independencia. Porque sabe que sin los votos de fuera es casi seguro que tendrá que apuntarse en las listas del INEM y eso no suena a muy nacionalista.