El TS reduce la pena al cazador que intentó matar a su mujer en Tinajo
El reo, durante el juicio que se celebró en Gran Canaria en 2010 - ACFI PRESS
sucesos

El TS reduce la pena al cazador que intentó matar a su mujer en Tinajo

Los hechos tuvieron lugar en 2009; el Supremo no ve alevosía en el delito

SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

El Tribunal Supremo (TS) ha reducido la pena impuesta al hombre que en mayo de 2009 intentó matar a su pareja con una escopeta de caza en el municipio lanzaroteño de Tinajo. La Audiencia Provincial de Las Palmas le había condenado a diez años de prisión, un castigo que el Alto Tribunal ha fijado ahora en ocho años y seis meses, al considerar que no hubo alevosía en la comisión del delito.

En una sentencia del pasado 24 de enero, a la que ha tenido acceso ABC, la sala de lo Penal del TS modifica el criterio de la Audiencia Provincial. El tribunal de la demarcación de Las Palmas juzgó probado que en la noche del 27 de mayo de 2009, en el domicilio familiar, ubicado en Tinajo, tuvo lugar un intento de asesinato, de ahí que impusiese al entonces acusado una pena de diez años de cárcel. Los magistrados, que dieron por válidas las circunstancias agravante de parentesco y atenuante de embriaguez, le prohibieron además acercarse a menos de 500 metros de la víctima y de su hijo —presente en el momento de los disparos— y determinaron una indemnización de casi 8.500 euros. Sin embargo, el Supremo decide ahora —tras analizar el alegato de la defensa, alegato plasmado en un recurso de casación por infracción de ley e infracción de precepto constitucional— que los hechos supusieron un delito de «homicidio en grado de tentativa» y no de intento de asesinato. No en vano los miembros del TS revocan el agravante de alevosía —a lo que se opone uno de los magistrados, que deja constancia en un voto particular— y reducen el castigo a ocho años y seis meses de prisión.

Tal como detalla el texto de la sentencia, E. J. R. B. —iniciales del autor del delito, que lleva en la cárcel desde el 5 de junio de 2009— discutió con su mujer hacia las 23.00 horas del 27 de mayo de aquel año. Después de advertirle de que «ella tenía que hacer lo que él dijera», cogió su escopeta de caza y, en el salón de la vivienda, donde estaban además su hijo de seis meses y una sobrina, disparó al vientre de su pareja. La sobrina, que había sido avisada por la víctima, pudo escapar con el pequeño. El reo apuntó una vez más el arma a su mujer mientras esta se desangraba en el suelo; después intentaría suicidarse. Antes de regresar al domicilio, E. J. R. B. había estado en un «teleclub» de Tinajo «viendo un partido de fútbol». Allí ingirió cerveza y whisky. El alcohol, según consta en los «hechos probados» de la resolución judicial, «disminuyó levemente sus capacidades cognitivas y volitivas».

Con todo, el Supremo accede a modificar el tipo de delito —de intento de asesinato a intento de homicidio— a petición del procesado, ya que «resulta palmario que la víctima no se encontraba completa y absolutamente desprevenida ante la ulterior agresión de que fue objeto; ni tampoco cabe sostener que la reacción del acusado fuera totalmente insospechada e imprevisible, por lo que la víctima pudo tener la oportunidad de eludir el violento desenlace ausentándose de la vivienda —de la que a juicio del tribunal pudo salir tras dejar la habitación donde ocurrió la discusión— y refugiándose en casa de los vecinos». En consecuencia, el TS no ve alevosía, aunque sí «alevosía menor», de lo que se deriva el agravante de «abuso de superioridad», y aminora los años de privación de libertad.