El PSOE ruboriza a la izquierda
Javier Abreu, increpado ayer por dos vecinas de la capital - NICOLÁS AFONSO

El PSOE ruboriza a la izquierda

Medio centenar de tinerfeños exigen a los socialistas que no desaprovechen la oportunidad de arrinconar a CC

J. R. / M. Á. M.
SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

«Estamos en manos de unos políticos corruptos que están pudriendo todo lo que tocan, que han monopolizado todo, desde el Club Deportivo Tenerife hasta el obispo y las romerías. Que no hablen de cuestiones ideológicas, que digan que necesitan los dos votos de Oramas y Perestelo. Este pueblo lleva 20 años sometido a Coalición Canaria, y siempre con la complicidad del PSOE. No hay derecho, ya está bien». Es el alegato de uno de los cerca de 50 vecinos que se concentraron ayer en las puertas del hotel en el que se celebraba la ejecutiva regional de los socialistas canarios que desechó la opción de pactar con el PP para apuntalar el gobierno de Paulino Rivero y, muy probablemente, los de Ricardo Melchior (Cabildo) y José Manuel Bermúdez (Santa Cruz).

«La verdad es que no me lo esperaba», comentaba a este periódico el portavoz parlamentario Francisco Hernández Spínola, a su llegada a la cita. Y lo cierto es que a más de uno, la concentración, formada principalmente por miembros de la plataforma contraria al PGO de la capital (entre ellos el abogado Felipe Campos) y el movimiento del 15-M, le pilló por sorpresa.

Mañana incómoda

No fue una mañana agradable para buena parte de los cargos orgánicos del socialismo canario. El secretario general entró por el aparcamiento del hotel, y Aurelio Abreu y Lola Padrón, por ejemplo, eludieron el cara a cara con los vecinos. Uno de los que aguantó estoicamente fue el secretario insular de La Palma, Manuel Marcos, que dijo que venía a «escuchar» pero también a hacer valer la posición de su partido en la «isla bonita», más proclive a cerrar un acuerdo con el PP. Incluso, se trajo de refuerzo al alcalde de Puntallana, que ha cogobernado con el PP en este mandato y apuesta por repetir en esta legislatura. «Lo que espero es que este sentir se lo trasladen a todos los compañeros que vienen hoy a la ejecutiva», señalo. Los momentos más tensos se vivieron a la llegada del secretario general del PSOE en La Laguna, Javier Abreu (con aparición de la Policía Nacional incluida), que fue increpado por algunos manifestantes ante la tentación del PSOE de pactar con CC.

Negó que Ferraz imponga la decisión final y aseguró que, en todo caso, debe dar explicaciones «solo a los votantes del PSOE». Criticó con dureza a ATI, «llevo 20 años trabajando en su contra», pero no acepta «que se quiera imponer la decisión al PSOE». Campos le retó: «No están legitimados para coger el voto del día 22 y dárselo a ATI. Eso no es democracia». Abreu, no obstante, tampoco ve tantas diferencias entre ATI y el PP. «Mi familia ha trabajado recogiendo tomates en el Sur en fincas de la familia Tavío, y nos trataban como a perros. No veo muchas diferencias», comentó. Julio Pérez, que entró a la reunión incómodo, salió profetizando: «No pacto con corruptos, señora, no se anticipe». Aurelio Abreu se limitó a decir que «la cosa ha ido bien», mientras que Fidela Velázquez, candidata en San Juan de la Rambla, dejó en el aire un enigmático «en este partido somos muy disciplinados».