El lento declive de CC en Tenerife
José Manuel Bermúdez, cariacontecido la noche electoral tras conocer su derroa - ACFI PRESS

El lento declive de CC en Tenerife

A los nacionalistas les pesan los años de poder y ceden espacio electoral a costa del crecimiento del PP, su nuevo enemigo

SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

Si bien en el ámbito regional Paulino Rivero no ha obtenido malos resultados, (con siete diputados por Tenerife), y Ricardo Melchior ha ganado con holgura la Presidencia del Cabildo, en la sede de Coalición Canaria no han quedado satisfechos del balance electoral. El viejo león nacionalista pierde peso electoral con el paso de los años y ahora, además, un nuevo enemigo, alimentado en la sombra, le disputa la hegemonía. El PP de Cristina Tavío se presenta como el nuevo rival de los nacionalistas. Y los números cantan. «Hay mucho miedo», resumía para este periódico alguien con peso en CC en uno de los municipios donde el partido ha retrocedido.

Y el temor es real. La amenaza de una pinza entre PP y PSOE para descabezar a CC en Tenerife está sobre la mesa en muchos cuarteles generales. A CC le pesan los años y el relevo generacional no termina de cuajar. Y en la lotería de los pactos puede haber damnificados inesperados. Incluso en el Cabildo, Melchior ofrece mano tendida y advierte de que sería «muy difícil de explicar un pacto entre dos fuerzas políticas tan enfrentadas» para quitarle el gobierno del Cabildo.

José Manuel Bermúdez ni siquiera ha podido ganar las elecciones en Santa Cruz, y su futuro político y el de su núcleo duro (Dámaso Arteaga, Alberto Bernabé) está en manos, ahora mismo, del socialista Julio Pérez. «Nos hemos convertido en fuerza decisiva por la fuerza de los números y tenemos que ejercer esa fuerza con responsabilidad, respeto a los ciudadanos y prudencia, declaró ayer antes de entrar a la Ejecutiva regional del PSOE. En el PP no piensan, ni mucho menos, en renunciar a la Alcaldía. «Ganarle a ATI, que lleva toda la vida en el Gobierno, ha sido muy importante para nosotros. Es fruto de un trabajo que se ha ido haciendo en el partido en Tenerife. Cristina Tavío está legitimada para lograr una amplia mayoría que dé estabilidad al Ayuntamiento de Santa Cruz. Hay que hacerlo con calma y sin prisa, pero sin pausa», dijo ayer Pablo Matos.

Decepción

En La Laguna, la noche también se tornó decepcionante. Había muchas expectativas en mantener la mayoría absoluta de Ana Oramas, pero Fernando Clavijo se quedó con 13 concejales. Necesitará pactar con una oposición muy diversa «y en una situación muy incierta», como apuntó ayer en su perfil de Facebook el socialista Gustavo Matos. Tan incierta que Santiago Pérez (con tres ediles de XTenerife) ya se ha lanzado públicamente a pedir un pacto de fuerzas progresistas en el que el socialista Gustavo Matos o José Julián Mena (Alternativa Sí se Puede) gestionarían la Alcaldía sin Fernando Clavijo.

Para ello hace falta el aval del PP. «XTenerife se moverá a través del diálogo intentando ser consecuentes con el ADN que les define, con el objetivo de que la ciudad tenga un Gobierno progresista. Éste sería el único tipo de gobierno que podrían apoyar. Una cosa es ser inteligente y otra bien distinta es no tener escrúpulos», dijo a Radio San Borondón.

Pero la isla está salpicada de ascensos del PP y descensos de CC. Algunos lo atribuyen a malas decisiones tomadas por la Ejecutiva insular en algunos comités locales, pero no se espera ninguna rebelión interna. Javier González Ortiz, mano derecha de Paulino Rivero, no peligra. En Tacoronte, los nacionalistas han perdido la mayoría absoluta y se ven abocados a un triple empate con PP y PSOE, mientras que en Santa Úrsula, el espectacular crecimiento del PP pone en entredicho la continuidad del histórico bastión de su marca local (AISU). En el Valle de La Orotava, el popular Manuel Domínguez ha arrasado como un ciclón y amenaza con inaugurar una nueva era con una mayoría absoluta aplastante sobre CC. Los nacionalistas también han retrocedido en Icod de los Vinos, San Juan de La Rambla y Arico, donde han perdido las elecciones a manos del PSOE.

También pierden Fasnia tras dos décadas en el poder, y en Santiago del Teide, la marcha al PP del alcalde, Juan Gorrín, les ha costado también la victoria electoral. CC mantiene plazas fuertes como La Orotava, Arona y probablemente Granadilla y Puerto de la Cruz, pero la hegemonía parece que se aleja. El PSOE, pese al fuerte retroceso manifestado por la lista de Aurelio Abreu al Cabildo y batacazos sonados como el de Lola Padrón en el Puerto de la Cruz, ha logrado retener casi todas sus alcaldías como Adeje, Guía de Isora, Candelaria, El Rosario, Los Silos y casi Güímar, y ganó comicios en Icod y San Juan de la Rambla.