Los montes de Anaga con el Teide al fondo - ABC

La Laguna bloquea que Anaga sea Reserva de la Biosfera

El 30 de marzo acaba el plazo para impulsar la candidatura y el pleno no se pronuncia

SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

La declaración de la Reserva de la Biosfera de Anaga no está nada clara. De hecho, en el equipo de la Fundación Santa Cruz Sostenible ha empezado a cundir la desazón por las dudas que tiene el Ayuntamiento de La Laguna, o más concretamente, buena parte de los vecinos del tramo del caserío de Anaga que pertenece al municipio metropolitano. Con el apoyo institucional cerrado de los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y Tegueste, más el del Cabildo, solo queda la corporación lagunera. Y ahí estriba el problema. El gobierno local (CC) no parece estar por la labor de enfrentarse a los vecinos, de ahí que aún no haya decidido acometer la operación. En el núcleo de Las Carboneras siguen sin ver la viabilidad del proyecto, ya que, entre otras cosas, pesa el recuerdo de las restricciones urbanísticas que en su día impuso la instauración del Parque Rural.

Y las fechas se echan encima. En declaraciones a ABC, el gerente de la Fundación, Tomás Azcárate, subraya que el 30 de marzo acaba el plazo para remitir toda la información al Ministerio de Medio Ambiente, que a través del programa MaB se encargará de calibrar el proyecto. Si cumpliera los criterios, la candidatura se remitiría a la Unesco a partir del mes de septiembre, y esta, a su vez, certificaría la propuesta en marzo o abril de 2012. Y ayer se celebró el pleno municipal del mes de marzo y no se incluyó ninguna propuesta.

Falta de consenso

Azcárate comenta que la Fundación lleva más de diez meses de trabajo en La Laguna, y por ahora, no han logrado convencer ni al consistorio ni a los vecinos. «Es una pena porque el proyecto está acabado y es una gran oportunidad de dinamizar la economía de la zona», apunta. De hecho,pone como ejemplo que el año pasado, el Estado repartió unos 6 millones de euros entre las distintas reservas de la Biosfera españolas para impulsar diversos proyectos. Lo que está claro es que el proyecto, sin el consenso de los tres municipios, no llegará a buen puerto. Aun pasado el plazo del 30 de marzo, la Fundación podría remitir todo el expediente al Ministerio y después añadir a posteriori la adhesión de La Laguna, pero desde luego, no es una buena carta de presentación. Si este año no se impulsa la candidatura, la Fundación volverá a intentarlo el próximo año, pero Azcárate cree que las garantías de éxito son menores.

España cuenta en la actualidad con casi una cuarentena de enclaves declarados Reserva de la Biosfera, y el MaB estudia implantar una moratoria a partir del próximo año para que no haya más proyectos. Además, se daría el caso de que Tenerife sería la única isla que se quedaría sin tal distinción, ya que La Gomera sí que ha preparado su candidatura para este ejercicio. La Palma, El Hierro, Lanzarote y Fuerteventura poseen la certificación, lo mismo que la franja centro-oriental de Gran Canaria. La propuesta de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga ocupa un espacio marítimo-terrestre igual al de la cuarta parte de Tenerife. Comprende el extremo nororiental más su franja marina perteneciente a la Reserva Marina de Interés Pesquero y a los sebadales de San Andrés y Antequera. La extensión total es de 49.759 hectáreas, de las cuales 16.495 son terrestres y 32.264 son marinas. El 71,9% pertenece al municipio de Santa Cruz, el 20,5% al de La Laguna y el 7,5% al de Tegueste. El macizo es uno de los lugares con mayor biodiversidad de Europa y también una de las estructuras más antiguas, de entre 7 y 9 millones de años.