El encuentro Melchior-Abreu ralentiza los pactos PP-PSOE

CC atisba ya un acuerdo «en dos o tres días» porque los programas son «compatibles»

J. R.
SANTA CRUZ DE TENERIFE Actualizado:

La velocidad de crucero que llevaban PP y PSOE estos días cerrando pactos municipales y aislando a Coalición Canaria se ha ralentizado. «Estamos viendo alguna cosa rara», reconocía ayer un alto cargo del PP tinerfeño, después de que se acordaran con bastante rapidez los acuerdos en San Juan de la Rambla, Santiago del Teide y Güímar. De hecho, hay algunos, como los de Santa Úrsula y Granadilla, que están prácticamente atados, pero no se han cerrado aún porque el ambiente ha empezado a enrarecerse. Especialmente ayer, tras la reunión que mantuvieron Ricardo Melchior (CC) y Aurelio Abreu (PSOE) con vistas a abrir una negociación para cerrar un pacto de gobernabilidad en el Cabildo pero, también, en otros municipios de la isla del Teide.

No obstante, las versiones sobre esta reunión son algo dispares. Según Abreu, se trató de un encuentro ordinario dentro de la ronda de contactos que se mantienen con todos los partidos, pero Melchior fue mucho más allá y llegó a avanzar que «en dos o tres días» se cerrará la alianza con los socialistas.

Recorte de consejerías

Según el presidente en funciones de la corporación insular, los dos programas electorales son «compatibles», y ya se ha empezado a hablar de materias concretas como generación de empleo, bienestar social, sostenibilidad del territorio y medio ambiente, hacienda, recursos humanos, cooperación con los municipios y ahorro y recorte de consejerías. No obstante, el candidato socialista tiene previsto reunirse en los próximos días con su homólogo en el PP, Antonio Alarcó, para evaluar las opciones de gobernabilidad de ambos partidos.

No obstante, a CC le han entrado las prisas y quiere dejar prácticamente atada el área metropolitana este fin de semana. Su apuesta pasa por cerrar un acuerdo integral con los socialistas que incluya también la Alcaldía para José Manuel Bermúdez en Santa Cruz, la entrada del PSOE en el consistorio de La Laguna para apuntalar la mayoría de Fernando Clavijo, y también la Alcaldía de Tacoronte, donde PP y PSOE tienen bastante avanzado un acuerdo de mandato compartido que se está intentando bloquear a nivel insular. Y el candidato socialista, Carlos Medina, ya ha advertido a este periódico que su municipio no debe ser una «moneda de cambio» dentro de otras negociaciones.

La posible entrada del PSOE en el Ayuntamiento lagunero ya le ha empezado a generar los primeros roces a Gustavo Matos en las redes sociales, hasta el punto de que en su perfil en Facebook ha pedido un poco de «respeto» ante la inquietud de la blogosfera por saber si los socialistas se traicionan a sí mismos y a su electorado. «No hay nada decidido sobre los pactos poselectorales. Cuando lo esté lo comunicaré y explicaré mi decisión», colgó ayer a última hora de la tarde. En el Puerto de la Cruz, Icod de los Vinos y La Victoria, donde las relaciones entre CC y PSOE son muy malas, quedan abiertas otras opciones que pasan por la llegada al poder del PP.