PP y CC, ejes de posibles alianzas en Lanzarote

Populares y nacionalistas, como nuevas fuerzas hegemónicas en la isla de los volcanes, buscan construir una serie de pactos con el PSOE de tercer invitado

ARRECIFE Actualizado:

El resultado de las urnas en Lanzarote el pasado 22 de mayo confirmó dos cosas: el divorcio entre la clase política y los ciudadanos, dado el alto nivel de abstención; y el relevo de ciclo político en el que las fuerzas hegemónicas pasan a ser el Partido Popular y Coalición Canaria y relegan a las que lo han sido en los últimos años: el PSOE, y sobre todo, el Partido de Independientes de Lanzarote, fundado por Dimas Martín y que ahora con su hijo Fabián al frente ha cosechado un batacazo electoral histórico.

Como suele ser habitual en la isla, apenas ha habido mayorías absolutas. Sólo los nacionalistas José Torres Stinga y Jesús Machín las mantienen en Haría y Tinajo, los dos municipios menos poblados. En el resto de las instituciones habrá que buscar un socio de gobierno. En el Cabildo, Pedro San Ginés (CC) seguirá siendo el presidente, y en los otros cinco ayuntamientos no queda claro quién tendrá el bastón de mando. En todo caso, en cuatro de ellos, los más votados tienen muchas posibilidades de serlo. En Yaiza, la única candidata que ha salvado el orgullo del PIL, Gladys Acuña, está a punto de cerrar un acuerdo con los dos concejales del PNL-Nueva Canarias.

En Teguise, el joven Oswaldo Betancort ha sacado cinco concejales de diferencia a PP, PSOE y PIL, empatados a cuatro. En Tías, tras 28 años de gobierno del PSOE, ha ganado el PP y le bastaría con sumar un concejal, o bien de CC, o bien de un nuevo movimiento vecinal llamado San Borondón. San Bartolomé es el único municipio en que ha ganado el PSOE y podría reeditar el actual pacto que tiene con el Partido Vecinal, que ha pasado de uno a tres concejales, o esperar a si se conforma un pacto insular con CC o incluso con el PP, como podría hacer el candidato nacionalista de Teguise.

Incógnitas en la capital

La gran incógnita, y donde se va a poner el ímpetu, va a estar en quién será el próximo alcalde de Arrecife y el pacto del Cabildo. El cambio de ciclo puede que sólo se vea reflejado en las urnas pero no en los gobiernos. En principio, parece que a nadie le interesa incluir al PIL en los gobiernos, por varias razones. La primera es que apenas suma concejales para formar mayorías. La segunda es que allí donde suma el número suficiente, como en el Cabildo o en Teguise, CC no parece muy interesada en pactar con ellos ya que arrinconarlos en la oposición puede significar que dentro de cuatro años el PIL sea una fuerza completamente marginal o incluso esté integrada en la coalición nacionalista. Además, si un comportamiento ha quedado claro en las urnas, ese es que la mitad del electorado del PIL, una formación marcada por la corrupción, se ha decantado por votar a CC, así que un pacto con los insularistas podría ser poco aceptado.

Las tres principales formaciones, PSOE, PP y CC, aseguran que, aunque no será determinante, se va a esperar a lo que decidan las direcciones de los partidos en Canarias para cerrar un pacto en Lanzarote. Desde CC y PSOE descartan gobernar en minoría y optan por buscar un acuerdo que alcance al mayor número de instituciones posible en la Isla. La posibilidad de un pacto entre PSOE y PP, además de remota, sólo sumaría para Arrecife y San Bartolomé. Así pues, quedarían dos opciones y las dos pasan por CC, que debe elegir entre PP y PSOE, o lo que es lo mismo, entre incorporar a la primera formación en su mejor momento en la Isla o a la segunda en su peor momento de los últimos años.

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, se decanta por el PP, al igual que el alcalde de Arrecife se decanta por CC. Sin embargo, el secretario de organización de los nacionalistas, Marciano Acuña, asegura que CC va a luchar por hacerse con la alcaldía de Arrecife y eso se lograría sólo con un pacto con el PSOE, ya que si se pacta con el PP, Reguera, siendo la fuerza más votada, difícilmente iba a renunciar a la alcaldía, y más, teniendo en cuenta que la presidencia del Cabildo es para CC. El pacto entre CC y PSOE permitiría gobernar también en el Cabildo, Teguise, San Bartolomé, Tías (si se convence a San Borondón antes que el PP), pero para cerrarlo en la capital habría que sumar a Alternativa Ciudadana, que de momento no ha cerrado esa posibilidad. Su consejero electo del Cabildo, Ginés Quintana, ya ha dicho que en la asamblea de su partido va a defender que no deben permitir que Reguera continúe en la alcaldía, pero es sólo su opinión, y en la plataforma ciudadana las decisiones se toman por votación asamblearia. Hasta ahora, en ocho años de existencia, jamás se ha aprobado entrar a gobernar en una institución y ya han tenido varias oportunidades de hacerlo.