Alcaldes ajenos a la ortodoxia

Los ejemplos de Avesan en San Mateo o AET en Tejeda se han convertido en inesperados oasis en la política canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA Actualizado:

Con el Archipiélago fragmentado por los posibles pactos entre PP, PSOE y CC-CCN, junto a los ulteriores esfuerzos de NC, PIL o PPM, hay sin embargo una serie de consistorios que exhalan aún el espíritu asambleario ajeno a toda la ortodoxia política, como es el caso de Firgas, San Mateo, Tejeda o Valsequillo.

En el caso de San Mateo, la formación que lidera Antonio Ortega (Avesan) sorprendió a propios y extraños alcanzando el 43,3 por ciento de los sufragios en este enclave del interior de Gran Canaria. Con ello, obtuvo en su primera cita electoral la mayoría absoluta al colocar siete de los 13 concejales que gobiernan en el consistorio.

Da la casualidad que Ortega arrebata así el liderazgo a Alternativa por San Mateo (ASN-NC), que había gobernado en los últimos 16 años y que en esta ocasión contabilizó cinco concejales, con el apoyo del 33,5 por ciento. Más epidérmico fue el papel del Partido Popular, el primer grupo «clásico» que se asomó en estas elecciones con un solo representante y un 12,28 por ciento de los votos. Si a ello le añadimos que la participación en este municipio superó el 78 por ciento, el triunfo de Avesan se antoja más que contundente.

«La ilusión y el trabajo de un gran equipo ha hecho realidad este resultado», destacó Ortega aún emocionado por el éxito en los comicios. «Nuestro objetivo a partir de ahora es trabajar para lograr que San Mateo recupere su lugar como referente». No en vano, el líder de Alternativa por San Mateo (ASN-NC) tiene una amplia trayectoria en el ámbito político. Durante varios años ostentó el cargo de Director General de Desarrollo Agrícola del Gobierno de Canarias. Incluso en su juventud destacó por participar activamente en la lucha canaria llegando a ser puntal «C» del club de lucha Tinamar. Desde luego, su última agarrada ha sido más que convincente.

En similares circunstancias se movió la película en Tejeda, donde la participación fue aún más elevada: 87,52 por ciento. En mitad de las cumbres, Juan Francisco «Chicho» Perera desbancó con mayoría absoluta los 20 años del PP merced a su nueva Agrupación de Electores de Tejeda, una formación de ultimísima hora que montó cuando la teniente de alcalde Alicia Vega, también llamada a suceder a una Encarna Domínguez (en el gobierno en las dos últimas décadas), terminó por delante de Chicho en la plancha de los populares. El escrutinio acabó en un particular mano a mano: AET computó un total de 923 sufragios y un 53,45 por ciento, lo que se tradujo en 7 representantes. Por su parte, el PP registró 592 votos, 34,28 por ciento y 4 concejales. El papel del resto de partidos (PSOE y UNIR) quedó en un plano netamente testimonial.

Tenerife y La Palma

En Buenavista del Norte (Tenerife), los excelentes resultados de Alternativa Sí Se Puede (Asspt) podrían llevar a Antonio González Fortes a erigirse en alcalde para los próximos cuatro años ante la «bendición» del PSOE y el apoyo de CC.

Tal ha sido la voluntad de cambio en este municipio que los socialistas ya se han mostrado partidarios de «no torpedear» las opciones de este modesto partido, por lo que no participarán en pactos paralelos e incluso se inclinan a dejar a González Fortes gobernar en minoría si fuera necesario. Eso sí, los nacionalistas de Janet Alegría han decidido, por contra, entrar en el consistorio, lo que podría llevar a Asspt (con 5 representantes) a gobernar automáticamente con la inclusión de los dos concejales de CC.

Y es que el éxito de Alternativa Sí Se Puede ha provocado considerables cambios en el mosaico político tinerfeño. De hecho, ha logrado entrar en siete ayuntamientos donde antes no tenía ni un concejal. Irrumpe en La Laguna (1 edil), Santa Cruz de Tenerife (2), Tegueste (1), Vilaflor (3), Candelaria (1), Güímar (1) y El Rosario (1). Además, sube en Tacoronte, de uno a dos concejales y en Buenavista del Norte, de tres a cinco. Incluso en Granadilla de Abona mantienen el que tenía.

En paralelo, la Agrupación Independiente de Santa Úrsula apunta de nuevo a la alcaldía que le da su nombre, gracias a los 8 representantes logrados el pasado 22-M. La pugna para este partido, que gobierna en el municipio desde 1983, se canaliza con el PP, que también ha conseguido 8 ediles, por lo que el solitario concejal alcanzado por el PSOE se convierte, ironías del destino, en la llave de la gobernabilidad.

A mitad de camino entre su propia heterodoxia y la concepción clásica de la política se encuentran otros partidos aun pendientes de la gobernación, como es el caso de Unión Vecinal Garafía (con acuerdo pre-electoral con CC y a un paso del post-electoral con Garafía Por el Cambio) o Unión Bagañeta (que tras 16 años de gobierno en Tazacorte, apuntan ahora a la oposición). En un punto de incertidumbre se coloca Asamblea Valsequillera (con CC), ya que si prospera el recurso contra los presuntos votos irregulares de ASABA-NC, podría José Miguel López reeditar su pacto con el PP de Enélida Hernández. Más difícil lo tiene el Bloque Nacionalista Rural-NC para mantener a Teodoro Sosa al frente del consistorio de Gáldar, puesto que la sombra de un cuatripartito (PP-PSOE-CC-CCN) acecha el bastón de mando.