Vídeo: el rapero que murió en patera rumbo a Canarias

Said Lili, activista del Polisario, sorteó la vigilancia costera en Dakhla y partió con 38 personas más a Canarias. Una veintena están desaparecidos o muertos. Les engañaría el patrón de la barca: vio problemas, trincó el único salvavidas y desapareció

Las Palmas de Gran Canaria Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cuerpo sin vida del rapero saharaui Said Lili «Flitox» ha aparecido en la antigua Villa Cisneros devuelto por el mar. Venía en patera a Canarias. Lili era un activo militante del Polisario, que defiende la soberanía de este territorio que formó parte de España y Mauritania. Ahora la zona es supervisada por Marruecos a la espera de una consulta entre su población con mediación de la ONU.

Era uno de los protagonista del documental «Life is waiting», de la coreanobrasileña Iara Lee sobre los músicos del Sáhara. Lee afirmó este miércoles sentirse «devastada de dolor» por la noticia. Afirmó que el cantante luchaba con su música contra «la ocupación marroquí». Esta noticia actualiza la anterior sobre el mismo luctuoso asunto porque se colocó de forma errónea una foto del también rapero Islem Mohamed Salem, «El Hijo del Desierto».

Ver esta publicación en Instagram

Brutta notizia!!! Fonti familiari confermano la morte del rapper Saharawi Said Lilli »Flitox». Notizie Wesatimes Un giovane rapper saharawi che canta per la libertà della gente del Sahara occidentale. Un giovane con molta ambizione ed intellettualità per la pace della sua gente. Ha perso la speranza nelle promesse non mantenute per risolvere il conflitto dall'ONU. È stato perseguitato, attaccato, detenuto nel suo territorio per aver rivendicato la sua libertà. Decise di fuggire su una barca alle Isole di Gran Canaria. Non ha incontrato il suo sogno, è morto in mare insieme ad alcuni giovani saharawi. Le condoglianze alla famiglia da #Wesatimes

Una publicación compartida de Notizie Wesatimes (@notizie_wesatimes) el

Said Lili sorteó la vigilancia costera marroquí en Dakhla y partió con 38 personas más a Canarias. Una veintena de sus ocupantes están desaparecidos o muertos. Aparecieron vivos doce de los ocupantes, y uno de ellos relató que el capitán de la patera los abandonó (supuestamente por algún problema en la barca) y saltó al agua con un chaleco salvavidas, dejándolos a merced de las olas. La distancia entre Dahkla y Gran Canaria (la isla más cercana) es de unos 450 kilómetros en línea recta.