Tradiciones en Canarias por San Juan: los «Hachos»

Esta celebración también se remonta a la época aborigen y se celebra el 23 de junio en el municipio de Icod de los Vinos

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Conquista de Canarias comenzó por un día de San Juan y la lideró precisamente un militar que celebraba su honomástica: Juan Rejón. Si Rejón, en lugar de Las Palmas de Gran Canaria, hubiese empezado la misión encomendada por los Reyes Católicos en Tenerife, hubiese visto rituales con fuego desde su barco procedente de la Península evocando a la lava volcánica.

En Tenerife, por San Juan también se hacían cosas: Los Hachos. Esta celebración se remonta a la época aborigen y se celebra el 23 de junio en el municipio de Icod de los Vinos, en Tenerife. Los guanches usaban los hachos o antorchas, confeccionados con madera de tea, para alumbrarse por la noche. Por eso, los antiguos pobladores de las islas las encendían para festejar el solsticio de verano.

Los «Hachos» son una especie de candelabros de dos o tres metros de altura, están elaborados con madera y rematados sus extremos con cacharros envueltos en paños mojados en petróleo donde prenden las antorchas.

Éstos son decorados con ramas, flores y cintas. Al caer la noche se encienden las hogueras y comienza el desfile desde La Vega hasta el Amparo acompañados con la música del «tajaraste» que se mezcla con la alegría de los vecinos. También se elaboran Hachitos que se sitúan en las lomas simulando dibujos mientras otros se lanzan montaña abajo representando el descenso de la lava.