Los sucesos de este jueves 4 de abril en Canarias

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un joven de 24 años ha resultado herido de carácter moderado tras caer de su moto en una carretera de Santiago del Teide (Tenerife), ha informado este jueves el Centro Coordinador de Emergencias de Canarias, Cecoes-112.

En concreto, se trató de la TF-454, a la altura del kilómetro 3, lugar al que pasadas las 23 horas de este miércoles se desplazó el Servicio de Urgencias Canario (SUC) para atender al accidentado.

La ambulancia medicalizada del SUC diagnosticó traumatismo en miembro inferior de carácter moderado, siendo trasladado a Hospiten Las Américas.

Estafa.- La Policía Nacional ha detenido al propietario de 47 años de un taller del barrio de Tamaraceite de Las Palmas de Gran Canaria por un supuesto delito de estafa al cobrar por adelantado la reparación de varios vehículos depositados en su taller y no llevar a cabo los arreglos.

Según informa la Jefatura Superior de Policía, la investigación comenzó tras la denuncia de una de las víctimas el pasado diciembre en la que explicaba que había depositado su coche accidentado en un taller, pagando a su propietario un total de 6.000 euros por adelantado, y que el arreglo no se llevó a cabo, encontrándose aún el coche en el taller.

Además, el investigado fue denunciado en otras dos ocasiones por hechos muy similares, en una de las cuales llegó a cobrar más de 3.600 euros por la reparación de otro vehículo que nunca realizó.

Por todo ello, los policías nacionales procedieron a la detención del hombre como presunto autor de un delito de estafa.

Ciclista.- Una ciclista de 30 años y nacionalidad polaca ha resultado herida grave tras sufrir una caída en una carretera secundaria de Ingenio, en la isla de Gran Canaria, ha informado el Centro Coordinador de Emergencias de Canarias, Cecoes-112.

El accidente tuvo lugar en la tarde de ayer en la GC-120, hasta donde se desplazaron el Servicio de Urgencias Canario (SUC), el Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, la Policía Local y la Guardia Civil.

El SUC intentó asistir a la herida con un helicóptero medicalizado pero debido a la mala situación de la climatología finalmente no pudo tomar tierra, por lo que fueron las ambulancias --una medicalizada y otra de soporte vital básico-- las que se encargaron de la asistencia en el lugar.

En ese momento, la mujer presentaba traumatismo craneoencefálico severo y traumatismo en extremidad inferior de carácter grave, por lo que fue trasladada en la ambulancia medicalizada al Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Detenidos.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, de 38 años y con diez antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de hurto al supuestamente sustraer cuatro planchas para el pelo valoradas en 588 euros de un centro comercial en Telde (Gran Canaria).

La detención se produjo después de que una llamada al teléfono 091 del servicio de seguridad privada de un centro comercial de Telde informara de que tenían retenido a una persona que, momentos antes, había sido sorprendido por lo vigilantes de seguridad abandonando el establecimiento con varias planchas para el pelo que no había pagado, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes se trasladaron al lugar donde tras identificar al hombre y devolver los efectos sustraídos a los responsables del comercio, procedieron a la detención del presunto autor de los hechos.

Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Lanzarote.- El Juzgado de lo Penal número 3 de Arrecife (Lanzarote) ha condenado a penas de hasta tres años y nueve meses de cárcel a una pareja de ladrones que confabuló para asaltar una vivienda: mientras ella mantenía entretenido y lejos de la casa al dueño con un falso flirteo, él la desvalijaba.

En esta versión urbana de los "timos del amor" frecuentes en internet, como se refiere a ella la propia sentencia, la procesada Claudia Viviana R.M., de 39 años, se aprovechó de un hombre al que había conocido poco antes al intentar alquilar su vivienda.

Ese contacto inicial para un posible arrendamiento no solo permitió a la procesada conocer en detalle la casa y tomar nota de los objetos de valor que había en su interior, sino que además le hizo ver que su interlocutor sentía por ella cierta atracción.

La sentencia considera probado que Claudia Viviana R.M. flirteó con la víctima con el propósito de alentar sus expectativas de una relación, hasta quedar con él la noche del 29 de marzo de 2015 para salir a cenar fuera de Arrecife, en Costa Teguise.

Mientras ambos estaban lejos de la casa, el otro acusado, Diego Armando G.C., de 25 años, entró en la vivienda forzando una ventana y se llevó de su interior tres joyas, dos relojes, una fotocopiadora y una caja, objetos todos ellos valorados en 1.667 euros.

La investigación realizada por Policía consiguió identificar al autor material del robo, que había dejado hasta diez huellas digitales en la vivienda, y vincular con los mismos hechos a la procesada Claudia Viviana R.M., su expareja.

La juez reconoce que la víctima ha sido "reticente" a reconocer que tenía la esperanza de mantener una relación con Claudia Viviana R.M., algo que la defensa le ha reprochado como un indicio que, bajo su criterio, pone en duda la credibilidad de su testimonio.

"Pero esta reticencia puede ser debida a que a nadie le gusta reconocer que ha sido víctima de un delito por parte de una persona con la que se pretendía mantener una relación amorosa más allá del estricto margen del contrato de arrendamiento que es el motivo por el que se conocieron y para lo que quedaron en principio", añade la magistrada.

La sentencia condena por un delito de robo con fuerza en vivienda a los dos procesados: a tres años y nueve meses de cárcel a Diego Armando G.C., que tiene antecedentes por delitos contra el patrimonio, y a dos años y medio a Claudia Viviena R.M.

Cárcel.- El Ministerio Fiscal pide diez años de cárcel para un hombre al que acusa de atacar con un cuchillo jamonero a una amiga, a la que hubiera conseguido matar si la hoja del arma blanca no se hubiera roto cuando intentó clavársela desde atrás en el abdomen.

Así lo sostiene el fiscal en sus calificaciones provisionales en esta causa, en la que se imputa al procesado un delito de tentativa de asesinato por el que será juzgado el próximo 8 de abril en la sección sexta de la Audiencia de Las Palmas.

La acusación pública defenderá en esta vista oral que el 7 de septiembre de 2017 el acusado José María V.G. intentó clavarle por la espalda a una amiga, que en esos momentos se encontraba en su domicilio de Las Palmas de Gran Canaria, un cuchillo jamonero que cogió de uno de los cajones de la cocina "con el propósito de acabar con la vida" de la mujer.

Al tratar de arrebatar el cuchillo al procesado, la víctima se originó cortes en las manos, lo que no fue suficiente para evitar que el agresor le ocasionara, entre otras, una herida inciso-penetrante en el hueso de la cadera.

En el golpe que produjo esa herida, la hoja del arma se rompió. "Si ello no se hubiera producido, el arma podría haber penetrado y, por sus dimensiones, haber recorrido el abdomen de izquierda a derecha con grave riesgo vital", afirma el fiscal en su escrito.

Además, destaca que las heridas que el acusado hizo en el cuello a la mujer son superficiales porque ella logró escapar, si bien "están situadas en una zona de riesgo vital".

Al considerar que estos hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa, el Ministerio Fiscal solicita para el procesado una pena de diez años de cárcel.