Sucesos este domingo 19 de mayo en Canarias

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un delincuente con medio centenar de antecedentes ha sido detenido tras sorprenderle robando en su casa una mujer que alertó vecinos que lo retuvieron hasta llegar la Policía Nacional en San Bartolomé de Tirajana, al sur de Gran Canaria, ha informado este domingo dicho cuerpo.

La propietaria de la vivienda manifestó a agentes que acudieron al lugar que había sorprendido al hombre, de 51 años, descolgándose por la puerta de acceso a la casa después de haber accedido a ella rompiendo la mosquitera de una ventana, se relata en un comunicado de la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Los funcionarios comprobaron que la mosquitera se encontraba forzada y, además, encontraron dentro de la vivienda un martillo de impacto para lunas y cristales que no era de los propietarios, por lo que finalmente detuvieron al hombre acusado de un delito de robo con fuerza, añade la nota.

Conductor.- La Guardia Civil investiga a un conductor de 56 años como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, después de que en las redes sociales se publicase un vídeo en el que se observa cómo realizó continuos adelantamientos en "zig-zag" por la autopista del norte de Tenerife.

En un comunicado el cuerpo de seguridad indica que los hechos por los que se investiga al conductor ocurrieron el 13 de abril entre Las Chumberas y el Hospital Universitario de Canarias en sentido Santa Cruz de Tenerife, cuando al parecer realizó varios adelantamientos por los tres carriles de la autopista TF-5.

La investigación comenzó cuando el Sector de Tráfico de Canarias examinó el vídeo publicado en redes sociales, en el que se observa cómo un vehículo circula de forma irregular y se abre paso entre un intenso tráfico con sucesivas maniobras de cambio de carril, sin guardar distancia de seguridad y provocando en varias ocasiones un inminente riesgo de colisión contra los otros automóviles.

La Guardia Civil recuerda que el delito de conducción temeraria puede ser castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años y privación del derecho a conducir por un período de entre uno y seis años.