Sentencia pionera que reconoce a los maestros como autoridad civil

Un juzgado de Fuerteventura ha condenado a una madre que agredió a la profesora de su hijo porque le suspendió

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las autoridades judiciales de Canarias han condenado a una madre que abofeteó a la profesora de su hijo tras conocer que lo había suspendido. Un juzgado de Fuerteventura la ha sancionado a cuatro meses de reclusión. La sentencia resulta novedosa por considerar al profesor como una autoridad civil a la que se ha agredido tras faltarle el respeto.

Los hechos probados de la sentencia, informa Europa Press, recogen que la agresión se produjo el lunes 25 de marzo, a las 18.00 horas, cuando la madre de un menor asistió a la recogida de notas y con «ánimo de quebrantar la integridad física» de la docente, así como «con absoluto desprecio», le propinó una bofetada y se abalanzó sobre la misma arañándola en un brazo y ocasionándole una contractura en el cuello.

Así, y según informó ANPE Canarias en nota de prensa, el atestado recoge además que la madre, aconsejada por su pareja, decidió no firmar el informe de evaluación del alumno, ya que los resultados no eran satisfactorios, siendo en ese momento cuando se produce la agresión a la docente, situación a la que además «la pareja de la agresora trata de sumarse» pero «otro padre lo detiene».

El presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, ha subarayado que la sentencia «supone la respuesta a una demanda histórica» de los servicios jurídicos, «reconocer al profesorado como figura de autoridad y que se proteja a los docentes ante actitudes intimidatorias».

Crespo ha añadido que el caso de Canarias era producto de una situación «tensa» que «desgraciadamente» ha llegado hasta la agresión física. «Es una de tantas consultas y denuncias que llegan hasta el Defensor del Profesor y los servicios jurídicos», de ahí que considere «tan relevante disponer de sentencias como ésta, que generan una barrera firme contra la violencia en las aulas».