Encuentran unos huesos entre la basura que podrían ser de Romina Celeste

Detectan restos en un depósito de basura. La madre de la chica latinoamericana que se busca desde el siete de enero y de 28 años: «estoy desesperada». La hermana de la víctima dice: «Le han robado la vida, la ilusión de ver crecer a sus dos hijos»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Guardia Civil confirmó este miércoles que el pasado 5 de enero un ciudadano encontró en una playa de Teguise una serie de restos orgánicos. Que los puso en una bolsa y lo llevó a un depósito de basura.

Tras la alarma generada por la desapacición de Romina Celeste, que fue hecha oficial el seis de enero con una denuncia del hasta ahora único detenido, su esposo, el quince de enero el ciudadano puso en conocimiento de la situación a la Guardia Civil.

Los técnicos de investigación científica de la Guardia Civil han localizado, aislado e investigado un contenedor de basura y reforzado la investigación en esta línea.

Así, han encontrado restos que se han puesto en manos de expertos para cotejarlos con ADN que tienen de Romina Celeste de cuando se hizo una invetigación en su casa este mes en presencia de su esposo, el citado detenido.

La pasada semana, el Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife (Lanzarote) ha ordenado el ingreso en prisión del marido de Romina Celeste Núñez, la joven desaparecida la noche de Año Nuevo, por delitos de homicidio o asesinato y de maltrato habitual.

La magistrada encargada de ese Juzgado ha asumido el caso en su condición de juez con competencias en delitos de violencia machista en Lanzarote, ya que considera que existen indicios de que Raúl D.C. mató a su esposa, en contra de lo que ha sostenido hasta ahora: que se la encontró muerta la noche de Año Nuevo al regresar a casa, que se puso nervioso y que se deshizo de su cadáver.

Raúl D.C. estaba sometido a vigilancia por la Guardia Civil desde el mismo momento en que acudió al cuartel a denunciar la desaparición de su esposa, con una semana de retraso.

Los investigadores interceptaron una conversación del sospechoso con un familiar en la que contaba cómo se había deshecho del cadáver de su mujer, cuando hasta ese momento había sostenido que no sabía qué le había pasado.

Raúl D.C. defendió entonces ante los agentes que no había matado a su mujer, pero reconoció que había intentado hacer desaparecer su cadáver, primero quemándolo en el jardín de su casa y luego arrojando sus restos al mar en diversos puntos de la costa.

Raúl D.C. ha prestado declaración durante unas dos horas, tras las cuales la juez ha aceptado la petición de la Fiscalía de Canarias de que se decrete su ingreso en prisión por delitos violencia machista (homicidio y malos tratos habituales).

Mientras el Juzgado realizaba esas diligencias, la Guardia Civil ha continuado con el registro de la vivienda del matrimonio en Costa Teguise, en busca de pruebas de cómo murió Romina Celeste.

Los agentes también han seguido recogiendo indicios del coche de alquiler que el detenido asegura que utilizó para desplazarse por la costa de Lanzarote para tirar los restos de su mujer al Atlántico.

La madre de Romina Núñez, Miriam Rodríguez, confirmó esta semana que el pasado fin de semana las autoridades policiales se pusieron en contacto con ella y «me dijeron el domingo a las 17:07, me dijeron que falleció». La Guardia Civil busca a la joven en el mar con medios náuticos, terrestres y aéreos.

La Guardia Civil está buscando el cadáver de Romina Celeste Núñez en varios puntos de la costa de Lanzarote. El marido de la desaparecida y principal sospechoso del caso, Raúl D.C., ha declarado tras su detención que él no mató a la joven, sino que se la encontró muerta en casa y que se deshizo de su cuerpo.

La hermana de Celeste Núñez, Helena, dijo este lunes sobre el detenido que que «te odio desde el más profundo de mi corazón por arrebatarle la vida a mi hermana, te odio porque no pensaste que puede pasarle lo mismo a tus hijas, a tu hermana y tu madre. Le robaste la vida, le robaste la ilusión de verle crecer a sus dos hijos. Maldito el día en que te conoció. Ojalá que te llegue la justicia divina».

También desde Paraguay, la madre de la fallecida afirma que «son 13 días que no escucho nada» y que la última vezs que habló con su hija fue cuando «me llamó desde otro móvil que tengo», es decir, desde un número diferente al habitual. Raúl Díaz dijo a la Guardia Civil que la mujer se había marchado de su casa con su teléfono tras discutir por teléfono.

La madre de la mujer desapacida expreso su malestar porque «necesito información, estoy desesperada, estoy en Paraguay» y que «el silencio me está matando» ya que «me han dicho que han fallecido», declaró a Lancelot Radio.

Sobre si su hija tenía adicciones, respondió que «mi hija nunca consumía nada» y que «mi hija no bebe, no consume drogas, sólo toma zumos… son mentiras». Expresó su confianza en que «espero que esté sentada espereando que alguien la encuentre».

La Guardia Civil está buscando el cadáver de Romina Celeste Núñez en varios puntos de la costa de Lanzarote. La Guardia Civil ha creado que un dispositivo formado por buzos, un helicóptero y embarcaciones del Servicio Marítimo están buscando a la joven en la costa.

Esos rastreos en busca del cuerpo de Romina Celeste Núñez se realizarán durante un plazo limitado de tiempo en lugares concretos de la costa. Efectivos de la Guardia Civil siguen custodiando el domicilio de Costa Teguise donde residían la desaparecida y su pareja, casada al parecer el pasado mes de agosto, que ha sido precintado.