El racimo de plátanos más grande conocido se cultivó en 2001 en El Hierro, contenía 473 plátanos y pesaba 130 kilos
El racimo de plátanos más grande conocido se cultivó en 2001 en El Hierro, contenía 473 plátanos y pesaba 130 kilos - ABC

Los récords Guinnes hechos en Canarias

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Los canarios y la gente que visita las islas son unos flechas a la hora de ubicar al archipiélago en el Libro de los Récords Guinnes. Hay muchas aventuras curiosas. La ubicación de las islas Canarias en el Atlántico ayuda a ser espacio único a fin de superar cosas curiosas.

Hay emocionantes historias de superación que tiene a Canarias como testigo. Este 2018, por ejemplo, Kiko Matthews, que sobrevivió a dos tumores, remó en solitario en el Atlántico. Y lo consiguió.

Remar en el Atlántico debe ser el reto que más llama la atención. En parte, es lógico por las corrientes marinas. Así, las islas se vinculan al libro de la fábrica irlandesa de cerveza por la aventura de un grupo de mujeres de cruzar a remo solamente por mujeres en 49 días. La mayor parte de los récords se producen desde La Gomera porque suele ser la isla desde la que parten los navegantes siguiendo la estela de Cristóbal Colón.

Bailar una Isa canaria con 301 participantes

También han entrado las islas en el libro de los récords por ser el espacio para elevarse el primer dirigible usado para publicidad del mundo, que lo hizo chocolates suizos Suchard.

El primer dirigible publicitario Suchard era una aeronave impulsada por humanos en 1912. Se construyó para volar del Atlántico desde Canarias hasta los Estados Unidos. Si bien el objetivo fracasó por dificultades financieras y operativas, fue la primera vez que una aeronave comercial era patrocinada con fines publicitarios

Las islas han entrado en este libro por acoger el telescopio solar de alta resolución de Suecia ubicado en La Palma y por ser punto de salida de un equipo de cuatro discapacitados físicamente para remar cualquier océano.

El Gran Telescopio Canarias (GTC) entró en el libro Guinnes el 13 de julio de 2007. Desde las islas salió el primer equipo de madre e hijo para remar. Eran Jan Meek y Daniel Byles (ambos del Reino Unido), quienes remaron en solitario.

Los canarios entraron en el Libro Guinnes por bailar una Isa canaria con nada menos que 301 participantes. Fue lograda por Agrupación Folclórica Roque Nublo en Las Palmas de Gran Canaria el 22 de junio de 2013. El desafío se logró por la colaboración de varios grupos de baile de las islas.

El Hierro y La Gomera

Y se entró en este libro de registros porque en 2001 las cooperativas platanderas de Kabana y Tecorone, en El Hierro, cultivaron el racimo más grande de plátanos conocido. Contenía 473 plátanos y pesaba 130 kilos. Fue en la Finca Experimental de las Calmas y la planta no estaba dopada: todo natural.

La isla de La Gomera también está en el libro Guinnes por méritos propios. Porque el rango normal inteligible al aire libre de la voz humana masculina en el aire en reposo se ha cruzado en esta isla al atravesar 180 metros. Y es que el silbo gomero, la lengua silbada de los habitantes gomeros, es inteligible en condiciones ideales a ocho kilómetros. Hay un caso registrado, en condiciones acústicas óptimas, de la voz humana detectable a una distancia de 17 kilómetros en la noche.

Gran Canaria

También entró en el libro Guinnes en Canarias el primer navegante que hizo en solinario los tres océanos. Se llamaba Erden Eruç y representaba a Turquía). Hay un récord que se cumplió en Canarias y del que poca gente se enteró. Fue la locura en 2016 de apilarse una docena de camisetas mojadas encima y se transmitió en un programa de NBC. Entró en el libro Guinnes en Canarias el ruso Fedor Konyukhov por dar la vuelta al mundo en solitario y en globo aerostático.