Así le quedó la cara tras tomar el sol en Canarias

Fue a hacerse unas trenzas estando de vacaciones y empezó a dolerle la cabeza. «Al amanecer tenía un enorme edema en la cabeza», afirma. «Mi cuero cabelludo no estaba acostumbrado al sol y, seguramente, habrá sido por los productos usados en el tratamiento»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Una turista que pasaba sus vacaciones en Canarias con familiares e hija ha advertido en las redes el susto que se ha llevado este mes de julio tras tomar el sol después de hacerse unas trenzas en una peluquería. La cara se pudo duplicar de tamaño. Sus amigos, al principio, creían que era un montaje gráfico cuando vieron las fotos en Facebook.

«Me encontré en el hospital durante mis vacaciones», ha relatado la turista. Tras hacerse las trenzas, pasadas unas 24 horas, «empecé a tener dolor de cabeza y al amanecer tenía un enorme edema porque mi cuero cabelludo no estaba acostumbrado al sol y, seguramente, con los productos usados en las trenzas, se pudo generar esta reacción».

En el periodo de descanso, su hija la convenció para hacerse unas trenzas. Fueron juntas y a la niña no le pasó nada. Ella ha decidido contarlo para que la gente se tome en serio el uso de productos de cosmética cuando se tiene la piel sensible y se tiene previsto tomar el sol. Afirma que «puedo ser un caso muy raro» pero hay que pensar en los efectos secundarios del sol con productos químicos cuando no se tiene la piel protegida. Por ese motivo, ha difundido las fotos.