La profecía autocumplida de Thomas Cook en Canarias

Sus problemas financieros no afectan solamente para Canarias al mercado británico: están alemanes y nórdicos. TCG paga a los hoteleros canarios entre 60 y 90 días tras la salida del visitante. Se produce a pocas semanas del inicio de la temporada alta de turismo en el archipiélago

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La crisis financiera de Thomas Cook puede generar en cierre la noche de este domingo. De producirse, se anunciará cuando lo aviones estén en tierra. Es decir: la madrugada de este lunes. Este 23 de septiembre el operador turístico tiene previsto enviar una comunicación financiera a la Bolsa de Londres a primera hora.

El problema de la quiebra no es solamente para Canarias clave en el mercado británico. Están los alemanes y nórdicos presentes en las islas. Y que se produce a pocas semanas del inicio de la temporada alta de turismo en Canarias.

Las patronales canarias del sector están muy preocupadas por la bancarrota de la empresa ya presentada en Estados Unidos. El Gobierno de Canarias no tiene otra cosa que esperar acontecimientos. Y que de nada sirve la opinión en las islas cuando la tesis del gobierno británico dice: «Las circunstancias financieras de las empresas individuales son un asunto comercial, pero el gobierno y la Autoridad de Aviación Civil están monitoreando la situación de cerca».

Thomas Cook paga a los hoteles en Canarias por alojamientos con hasta 90 días después del salir sus clientes. Los proveedores como empresas de automoción o las empresas de transporte, también expuestas, deberán colaborar a enviar turistas a los aeropuertos sin saber si van a cobrar esos servicios. Los turistas británicos cuentan con cobertura oficial; pero los alemanes y nórdicos dependen de compañías aseguradoras.

El operador turístico ha reducido su exposición en redes con ofertas de última hora. El Reino Unido ha tiene como antecedente similar en Canarias la salida de las islas de los turistas atrapados por la quiebra de Monarch en 2017.