El presidente del Cabildo de Lanzarote ingresa en prisión para cumplir una condena de tres años por un delito de cohecho

Teguise (Lanzarote). Agencias
Actualizado:

El presidente del Cabildo de Lanzarote y diputado del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) en el Parlamento de Canarias, Dimas Martín, ingresó hoy en la prisión de Tahíche (Lanzarote) para cumplir una condena de tres años por un delito de cohecho.

El líder del PIL reconoció que éste ha sido para él "un momento muy amargo", pero también reconfortante por el apoyo que ha recibido a las puertas de la cárcel, donde se agruparon unas 400 personas de su partido y de otras fuerzas insularistas.

Martín reiteró que cuando atravesara la verja de la cárcel, loque sucedió a las 17.35 horas, entraría en prisión "un inocente, yaque los verdaderos culpables -dijo- permanecen fuera".

Dimas Martín tendrá que cumplir una pena de tres años de cárcelpor sobornar en 1995 a un concejal del Partido Popular en Arrecife,con el fin de que su formación política se hiciera con la Alcaldía.

La condena dictada en 2000 por la Audiencia Provincial de Las Palmas y ratificada por el Tribunal Supremo le inhabilita y supone la suspensión de sus cargos, pero el político lanzaroteño ha anunciado su intención de seguir gobernando desde la cárcel.

La sentencia se ha hecho firme una vez que la Audiencia Provincial de Las Palmas decidiera que Martín debía acatar la sentencia del Supremo e ingresar en la prisión de Tahíche una vez que le había sido negada por el Gobierno la petición de un indulto. "Seguiré siendo el presidente de todos los lanzaroteños" manifestó hoy desde las puertas de la prisión, hasta la que se habían desplazado varios autobuses para trasladar a simpatizantes de su partido.

El líder del PIL ha reiterado sus acusaciones contra el ex consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Juan Carlos Becerra, de estar detrás de buena parte de la operación política que le ha llevado a la cárcel, pero también al PSC, por haber promovido su "linchamiento" por razones políticas.

Ha anunciado que presentará una querella contra Becerra, que espresidente del Partido Nacionalista de Lanzarote (PNL) y al queconsidera responsable de la compra de voto por la que él ha sidocondenado.

En el momento de ocurrir los hechos que han dado lugar a estacondena, Becerra era presidente del Cabildo de Lanzarote ysecretario general del PIL.

Gritos de "inocente, inocente", pronunciados por simpatizantesdel PIL y cargos públicos de este partido, acompañaron al presidentedel Cabildo de Lanzarote hasta la puerta de la prisión.

Es la tercera vez que Martín ingresa en este centro penitenciario, ya que, con anterioridad, ha cumplido breves condenas por falsedad y por desobediencia.

Para Dimas Martín, quien entra en la cárcel de Lanzarote no es eldirigente de ese partido, sino el presidente del Cabildo de Lanzarote y diputado en el Parlamento de Canarias, porque afirma que ha sido elegido para ambos cargos aún a sabiendas de que existía la condena contra él por cohecho, que fue dictada en 2000.

Junto al político lanzaroteño se encontraban en el momento de suingreso en prisión sus cuatro hijos.

Martín ha anunciado que no dimitirá de sus cargos y que volverá apresentarse a las elecciones en cuanto su situación lo permita.

El líder del PIL, que se acogerá a cualquier acción de gracia que se le conceda, afirmó que sus actuales cargos no quedan vacantes, puesto que es el titular, y aseveró que los intereses de Lanzarote no se verán afectados durante su encarcelamiento.

Durante su ausencia, las competencias de presidente del Cabildode Lanzarote recaerán en el vicepresidente de la institución y en elParlamento canario habrá un voto menos, aunque Martín no descartó laposibilidad de nombrar un sustituto durante su estancia en lacárcel, que calcula en un año y medio.

Martín opinó que no ha sido tratado como cualquier ciudadano yafirmó que de haber pertenecido a un gran partido no habría sidocondenado, ya que mientras la corrupción prolifera en Canarias y losindultos a cargos públicos son habituales, a él se le mantiene lacondena.