Los inmigrantes llegaban a Lanzarote procedentes de Marruecos.ABC

La Policía detiene a 19 personas de una red que extorsionaba a inmigrantes

Durante la operación, en las últimas semanas se detuvieron a 72 inmigrantes, de los que 69 fueron detenidos tras interceptarse cuatro pateras que pretendían desembarcar en la isla.

Actualizado:

CANARIAS. Efectivos de la Guardia Civil de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Costa Teguise, en Lanzarote, han culminado la operación denominada «Manigero», con un balance de 19 personas detenidas en las últimas semanas. Todas han sido acusadas de supuestos delitos de falsificación de documentos públicos y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Las últimas detenciones se practicaron el pasado jueves, cuando se detuvieron a cinco hombres, cuatro marroquíes y un español, identificados como H. F. de 34 años; R. M. de 35; M. B. de 42; M. B. de 40 años, todos naturales de Marruecos, y L. U. M. de 51 años y natural de Lanzarote.

Hace dos meses

Las investigaciones comenzaron hace dos meses, cuando la Guardia Civil detectó una serie de actividades relacionadas con la inmigración irregular en Lanzarote. En el marco de la investigación, se averiguó la existencia de personas sospechosas de pertenecer a una organización que favorecía la entrada de inmigrantes irregulares en territorio nacional, concretamente en pateras desde Marruecos hasta Lanzarote.

Durante la operación, en las últimas semanas se detuvieron a 72 inmigrantes irregulares, de los cuales 69 fueron detenidos tras interceptarse cuatro pateras en el mar que pretendían desembarcar en la isla.

Asimismo, se detuvieron a otros tres inmigrantes en el aeropuerto de Lanzarote cuando se disponían a embarcar en vuelos con destino a distintos puntos de la Península portando documentación falsa.

Otras 19 personas (incluidos los cinco últimos detenidos) han sido acusadas de pertenecer a esta organización. Entre ellos figura un español y el resto de nacionalidad magrebí. Estos detenidos facilitaban la entrada de inmigrantes irregulares en la isla a bordo de pateras, los ocultaban y daban cobijo, les facilitaban documentación falsa y posteriormente les proporcionaban pasajes de avión para la Península, obteniendo cierto beneficio económico por ello.

Todos ellos han pasado a disposición judicial en los Juzgados de Arrecife.

Además, la Policía realizó dos registros domiciliarios en dos viviendas de Arrecife, incautándose de documentos italianos falsificados y útiles para la fabricación de los mismos. Estas dos viviendas también eran utilizadas para ocultar a los inmigrantes que desembarcaban de pateras.

Por el momento, la Guardia Civil prosigue con las investigaciones para el total esclarecimiento de las actividades de esta red y la posible existencia de más personas implicadas en estos hechos.

Con esta operación, la Guardia Civil ha desarticulado una importante organización encargada de facilitar la entrada y apoyo a inmigrantes llegados a Canarias en pateras y su posterior traslado hasta la Península.