El «plan B» de Ryanair para Canarias: vuelos chárter

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

A partir de otoño de este año comienza sus operaciones Buzz Air, nueva línea chárter de la compañía aérea irlandesa Ryanair. La medida arranca al tiempo que cierra bases en Canarias. Lo hará con un certificado de operador aéreo polaco (AOC), es decir, bajo normativa de la UE y sujeto a medidas de supervisión de Eurocontrol. A igual que desde La Veleta con la compra de Air Malta.

La decisión de cerrar bases en las islas se produce con el aumento del salario base en España dado que el personal de tierra, en especial «handling» y mano de obra no cualificada, tiene un impacto en las cuentas superior a las ayudas oficiales, en el caso del mercado canario.

A todo ello, hay que añadir que el Gobierno de Canarias forzó a las aerolíneas a establecer bases en, al menos, tres islas para acceder a ayudas oficiales bendecidas por la UE. «Fue una medida que se consideró adecuada en la época de Paulino Rivero», explica a ABC un negociador de aquel periodo.

¿Beneficia a los vuelos regulares?

«Esto de ayudar al low cost ha estado dañando a las filiales de IAG como Iberia, Aer Lingus, TUI y Thomas Cook en las islas. El mercado se reubicará, es decir, beneficiará a los que llevan 60 años trayendo turismo a Canarias», explicó este fin de semana un experto en tráfico aéreo. ¿Quién pierde? El formato de turismo de corta estancia y usuarios de plataformas de alquiler vacacional como Airbnb.

A juicio del experto en navegación aérea José Francisco Fernández Belda, «si Canarias, lo he dicho 200 millones de veces, quiere hacer algo útil con el negocio aéreo es promocionar la Quinta Libertad del Aire para la carga y tráfico de pasajeros. El asunto es más profundo que Ryanair, que es una aerolínea de precios lógicos, no de bajos precios. Por no tener una Quinta Libertad operativa Norwegian no opera desde Canarias con Brasil. Azores impulsa la suya, nosotros miramos al Teide a ver si llega una inspiración».

Ryanair no tiene interlocución en España con autoridades regionales canarias salvo equipos comerciales que dependen de la central en Dublín, hecho que tiene al Gobierno de Canarias «fuera de cobertura» hasta el mes de septiembre.

En las islas hay registro de aeronaves y área de baja tributación, la Zona Especial Canaria. Un hecho que ya beneficia a Vueling. A las islas le habría faltado olfato para retener a la aerolínea irlandesa y Malta le ha garantizado vacaciones fiscales a 200 triputantes y 600 millones de euros en aeronaves.