Dos personas pierden la vida tras precipitarse sus vehículos

Actualizado:

LAS PALMAS. Dos personas fallecieron anoche tras precipitarse los vehículos en los que viajaban en diferentes zonas de Gran Canaria, según informó ayer el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112. Uno de los accidentes se produjo casi a las diez de la noche en el barranco del Laurel, en el municipio de Moya. Al lugar del incidente se trasladaron una ambulancia de urgencias y una medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

El segundo accidente, en el que falleció una persona identificada como J.F.S.C, se produjo de madrugada en la carretera C-810 a la altura de San Andrés del municipio de Arucas. Al lugar del incidente se trasladaron una ambulancia de urgencias y una medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC), así como los Bomberos de Las Palmas y la Guardia Civil.

Accidentes de motos

Por otro lado, dos personas resultaron heridas, una de ellas de carácter grave y otra leve al salirse de la vía la motocicleta en la que viajaban, en la carretera FV-1 en el punto kilométrico 18, en el municipio de La Oliva en Fuerteventura, según informó el 112. Uno de los heridos, identificado como Lorenzo S.G., de 30 años de edad, presenta traumatismo craneoencefálico de carácter grave. Tras ser atendido en el lugar fue trasladado en una ambulancia medicalizada al Hospital General de Fuerteventura.