El paso de Delta por las Islas le costó a Telefónica cinco millones de euros

El director regional de ONO aseguró que «su compañía priorizó la recuperación del teléfono» y que «de momento no tiene previsto reclamar a Unelco»

Actualizado:

CE CASTRO

SANTA CRUZ. Cinco millones de euros en pérdidas le costó a la compañía Telefónica España el paso por Canarias de la tormenta tropical Delta el pasado mes de noviembre, aunque sólo afectó a un tres por ciento de los usuarios de la empresa. «En ningún caso se superaron las dieciocho mil líneas afectadas y seis mil accesos a Internet», informó, en el Parlamento regional, Armando Santana, director territorial de la compañía en Canarias.

Por su parte, Francisco Martínez, director general de ONO en las Islas, destacó que su compañía priorizó la recuperación del teléfono, después de que se viese afectado el sesenta por ciento de sus líneas.

Ayer se celebró la tercera sesión de la comisión que busca esclarecer los hechos, las actuaciones de la empresa Unelco-Endesa y del Gobierno de Canarias así como los efectos, las consecuencias y las medidas a adoptar derivadas de la tormenta tropical Delta a su paso por el Archipiélago en el Parlamento regional.

Sin luz

Para ambas compañías el principal problema sufrido fue el fallo en el suministro eléctrico. En este punto, Santana especificó que causados directamente por culpa de los vientos sólo hubo dos incidentes: uno en la estación de Santa Brígida (Gran Canaria), por una inundación que afectó a siete mil líneas, y en Lanzarote, donde la caída de una antena de radio en Peñas del Chache y otra en Montaña la Mina afectó a más de mil líneas conjuntas. En el caso de la telefonía móvil, sólo estuvo afectada una torre, que cayó en la localidad tinerfeña de El Tanque.

El responsable de Telefónica hizo hincapié en que la situación se resolvió con material que había en las Islas y que el traído desde la península llegó por «precaución». Asimismo, Santana destacó la «estrecha relación» mantenida con el 112, aunque matizó que «Unelco-Endesa no daba explicaciones durante las primeras 48 horas, aunque ambas empresas intercambiaron prestaciones», en referencia a la cesión por parte de su compañía de grupos electrógenos a la eléctrica.

También destacó la buena colaboración con el Ejecutivo regional. Santana informó de que «Telefónica facilitó un grupo electrógeno al Instituto Canario de Hemodonación». «Fue por precaución por si corría algún peligro la conservación de la sangre, pero no llegó a hacerse uso de él», dijo. El director reconoció que no ha informado a sus clientes sobre el mecanismo de reclamaciones, pero que «la compañía tiene un procedimiento para ello que está a su servicio». De la misma forma apuntó que «Telefónica, como cliente, no ha tramitado una reclamación directa a la eléctrica por los daños ocasionados por la falta de suministro, pero si ha planteado el trámite en el consorcio de seguros para la recuperación de los gastos de los daños».

Por su parte, para ONO el principal problema fue la falta de energía. Martínez adelantó que en la próxima factura sus clientes recibirán el abono correspondiente. Además, dijo que «de momento no tiene previsto reclamar a Unelco por las pérdidas».