El paro en 2002 fue superior en tres puntos a la media de la UE

ACN
Actualizado:

BRUSELAS. Canarias registró una tasa de desempleo en 2002 del 11,1 por ciento, por lo que fue 3,3 puntos superior a la media de la Unión Europea (UE) situada en un 7,8 por ciento, según indican los datos publicados ayer en Bruselas por la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) sobre el paro regional en la actual UE y en los diez países adherentes.

Sin embargo, el paro en el Archipiélago fue tres décimas inferior en comparación con la media española que se situó en un 11,4 por ciento en 2002. Canarias fue, el pasado año, la quinta región española con mayor tasa de desempleo tras: Andalucía (19,6 por ciento), Extremadura (19,2 por ciento), Galicia (12,2 por ciento) y Murcia (11,3 por ciento). La tasa de paro más baja registrada en España durante 2002 correspondió a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (5,3 por ciento), seguidas muy de cerca por Aragón con un (5,5 por ciento).

A nivel europeo las tasas de desempleo varían entre el 2,0 por ciento en la región austríaca de Tirol y el 29,3 por ciento de Reunión, uno de los departamentos franceses de ultramar (DOM) y compañera de Canarias en su condición de región ultraperiférica. Otras dos RUP: Azores y Madeira en Portugal, se encuentran en la parte superior de la tabla, es decir, entre las actuales regiones comunitarias con menor desempleo con una tasa del 2,5 por ciento en 2002 para cada.

En cuanto a los diez países que entrarán a formar parte de la UE el 1 de mayo de 2004, estas disparidades disminuyen ligeramente y oscilan entre el 3,3 por ciento de Chipre y el 26,3 por ciento de Lubuskie en Polonia.

Asimismo, según los datos de Eurostat relativos al paro regional tanto en la UE como en los países de la adhesión, entre 2001 y 2002 el paro en Canarias aumentó en cuatro décimas pasando del 10,7 por ciento al 11,1 por ciento.

Tanto a nivel español como de la UE el desempleo también creció entre 2001 y 2002 desde el 10,5 al 11,4 por ciento, y desde el 7,5 al 7,8 por ciento, respectivamente.

En cuanto al paro femenino la media canaria en 2002 fue de un 15,4 por ciento, lo que supuso un incremento también de tres décimas respecto al año anterior (15,1 por ciento). La media española en 2002 fue un punto superior a la del Archipiélago y se situó en un 16,4 por ciento mientras que en 2001 el paro femenino era un 1,2 por ciento menor ya que registró una tasa del 15,2 %.