Mato, ayer, durante la reunión de la Mesa del Parlamento.EFE

El Parlamento regional se queda con 59 escaños tras el ingreso en prisión de Martín

Los beneficios del régimen penitenciario a los que pueda acceder Dimas Martín no implican que se le levante la suspensión a sus derechos y obligaciones como parlamentario

EP
Actualizado:

CANARIAS.El dirigente del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), Dimas Martín, desde el pasado sábado perdió el derecho a ejercer como diputado del Parlamento regional hasta el cumplimiento de la condena de tres años de prisión menor por la comisión de un delito de cohecho, según explicó ayer el presidente de la Cámara, Gabriel Mato.

La Mesa de la Cámara decidirá mañana las consecuencias derivadas de la existencia de un escaño vacío en el cómputo de las mayorías (el hemiciclo estará integrado por 59 diputados), la portavocía del Grupo Mixto y sus miembros en las distintas comisiones.

Desde que, el pasado sábado, el juzgado de instrucción número cuatro de Arrecife comunicara al Parlamento el ingreso voluntario de Dimas Martín en la cárcel de Tahíche, los derechos y obligaciones del líder del PIL como diputado autonómico de la VI legislatura quedaron en suspenso.

Esta situación se produce como consecuencia de la ejecutoria de la Audiencia Provincial de Las Palmas, comunicada el pasado 19 de diciembre a la Cámara. En la misma se dice que, en el momento, del inicio del cumplimiento de la pena de prisión debía surtir efecto la pena accesoria de suspensión de los cargos institucionales del condenado como diputado y presidente del Cabildo de Lanzarote.

El presidente del Parlamento canario explicó que Dimas Martín, a pesar de su encarcelamiento, sigue teniendo la condición de parlamentario sin que quepa la sustitución ni la suplencia por el siguiente de la lista electoral del PIL. «Su escaño estará vacío», recalcó Mato, hasta que cumpla la condena impuesta por la Audiencia de Las Palmas.

El presidente informó que los beneficios del régimen penintenciario a los que pueda acceder Martín, como el tercer grado (sólo regresa a la cárcel para dormir), no implican que se le levante la suspensión de sus derechos y obligaciones como parlamentario.

«Cuando haya cumplido la condena será el momento que recupere y se le rehabilite» en el ejercicio de diputado, explicó Mato.

La Mesa y Junta de portavoces volverá a reunirse, de forma extraordinaria y pocas horas antes de comenzar con el Pleno de mañana, para decidir las consecuencias «paralelas» que afectan al funcionamiento de la Cámara y al Grupo Mixto al que pertenece Dimas Martín. El órgano rector del Parlamento tomará una decisión en función de un informe jurídico solicitado a la secretaría general.

Con un escaño vacío, el hemiciclo estará integrado por 59 diputados y este nuevo escenario tiene una serie de implicaciones en el cómputo de las mayorías cualificadas (la absoluta con 60 diputados es de 31 votos) y de las reforzadas (tres quintos y dos tercios).

También es necesario determinar si el Grupo Mixto está integrado por tres o dos miembros y, en función de esta decisión, mantener o modificar el número de sus representantes en las comisiones. La portavocía será otro de los aspectos que cambie ya que está en manos de Dimas Martín.

Mato reiteró que el Parlamento, desde la denegación del indulto al dirigente del PIL, actuó en función de las decisiones judiciales remitidas a la Cámara. Ante las consecuencias derivadas de la sentencia suspensoria de cargo público «de la que no existen precedentes», el presidente del Parlamento consideró la necesidad de «reflexionar» sobre una modificación legislativa.