El oleaje impidió la búsqueda de un menor inmigrante marroquí

Los vientos de fuerza 8, la fuerte marejada y la mar gruesa hicieron imposible que continuara la búsqueda del joven desaparecido el viernes en el sur de Lanzarote

EFE/
Actualizado:

LAS PALMAS. El fuerte oleaje y las malas condiciones meteorológicas que afectan a Lanzarote impidieron que se reanudara ayer la búsqueda del menor marroquí desaparecido hace tres días en aguas del sur de la isla, en las que se bañaba en compañía de otros chicos del centro de acogida en el que permanecía.

Así lo han decidido tanto la Guardia Civil como Salvamento Marítimo, mientras que aún se está a la espera de conocer lo que hará el Grupo de Intervención en Emergencias del Gobierno canario. El estado de las aguas en las que se buscaba a este niño fueayery muy adverso, ya que se registran vientos de fuerza 8, con fuerte marejada y mar gruesa. El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil se incorporó antes de ayer al dispositivo de búsqueda del menor inmigrante de origen marroquí al que se llevó el viernes un golpe de mar cuando se bañaba en Playa Honda, en Lanzarote

Tras llegar a la isla a bordo de una patera el pasado 30 de junio, el menor, de 16 años, fue acogido en el centro de menores extranjeros que gestiona el Cabildo de Lanzarote en Playa Honda, término municipal en el que ayer desapareció en el mar cuando disfrutaba de un día de playa en compañía de otros chicos y educadores del centro.

No pudieron ayudarle

Fuentes de la Guardia Civil explicaron que otros cuatro menores fueron testigos del suceso, ya que presenciaron cómo un golpe de mar se llevaba al desaparecido, por el que no pudieron hacer nada ni ellos ni los educadores del centro que les acompañaban.

En la jornada del sábado, en el dispositivo de búsqueda desplegado entre Playa Honda y Guacimeta, participaron miembros de Emerlan, un organismo de intervención en situaciones de emergencia dependiente del Gobierno canario y conformado por ex miembros de Cruz Roja Española, y de Salvamento Marítimo, que envió a la zona una de sus embarcaciones con base en Arrecife, capital de la isla.

A ellos se sumaron ayer miembros de los GEAS, que el viernes no pudieron desplazarse a la zona en la que desapareció el menor, ya que el helicóptero Helimer Canarias de Salvamento Marítimo, en el que debían ser conducidos, prestaba asistencia en una evacuación.