«Necesitamos una estrategia unificada para defender la papa»
Águeda Fumero, Consejera delegada de GMR Canarias

«Necesitamos una estrategia unificada para defender la papa»

Con la calidad como piedra angular de la competitividad, el mercado de la papa aguarda un esfuerzo conjunto entre los productores y las administraciones para recuperar el brillo perdido

B. S. | LAS PALMAS
Actualizado:

El cultivo de la papa, tradicional en las Islas, no pasa por su mejor momento. Con motivo de la celebración del primer Seminario sobre la papa, entre ayer y el lunes en el municipio tinerfeño de Candelaria, Águeda Fumero, consejera delegada de Gestión del Medio Rural (GMR) conversó con ABC sobre la situación que atraviesa el subsector.

-¿Por qué ha sufrido tanto la papa en estos años?

-La papa es un subsector que en los últimos tiempos ha estado azotado por el clima, las plagas, las enfermedades y el envejecimiento de los profesionales. Echamos ahora en falta una estrategia unificada entre todas las partes para comerciar de una forma distinta y más eficiente.

-Se trata de un cultivo que forma parte del paisaje canario.

-Todos sabemos cómo se han abandonado muchas zonas de cultivo, tanto de la papa como otros cultivos, como los viñedos, que componen el paisaje agrario de medianías. Además, contribuyen al mantenimiento del suelo y afianzan a la población con el territorio. Es importante, por otra parte el papel medioambiental que están jugando.

-¿Qué políticas deberían seguirse?

-Hay mucho en lo que se puede profundizar. Se podría mejorar en cuanto a tener nuestras cosechas aseguradas, en la lucha contra las plagas, en el control de las importaciones... hay muchas batallas por librar. Se presentan muchas oportunidades a la hora de cosechar las variedades antiguas, lo que se conoce como la papa de color. Pero se debe hacer un esfuerzo en materia de trazabilidad, porque nuestros productores tienen que dar garantías en este sentido. Es un camino progresivo para alcanzar un mayor valor ecológico en nuestros productos.

-¿Qué debe hacerse, además de buscar la coordinación?

-Aparte del compromiso de todos, para trabajar de manera más coordinada entre la administración y los productores, debería trabajarse con el público, para conseguir que apueste, como consumidor, por los productos locales.

-El consumidor ya no es el de antes, de manera que hay que seducirle.

-Lo que hay que conseguir es una estrategia de marketing conjunta, porque no podemos bajar la guardia en los estándares de calidad. En ese punto tenemos que ser muy exigentes si queremos ser competitivos. No sólo hay que cuidar el cultivo, sino también estudiar los públicos a los que se destinan y hacer que el consumidor sea más exigente y demande el producto local.

-Pero en estos tiempos parece que sólo se busca lo más barato.

-Es cierto que normalmente se va al precio, pero debemos tratar de que se sepa que hay calidad, y ofrecérsela al consumidor. Para conseguir esto, hay que mejorar mucho en comunicación y en formación.

-¿Cómo está el mercado exterior?

-Nosotros, en GMR, comercializamos poco producto, ¿por qué? Porque hay operadores especializados en la venta de papas y hasta ahora no han demandado nuestra ayuda. La papa la comercializamos como un producto complementario. El año pasado comercializamos casi 9 millones de kilos entre frutas y hortalizas y de papa sólo había algo más de 400 toneladas.