Muere ahogado tras caer al mar cuando viajaba entre La Graciosa y Lanzarote

Salvamento Marítimo rescató ayer del mar el cadáver de un hombre que se precipitó al agua desde el barco deportivo en el que navegaba junto a su mujer y sus dos hijos en una travesía entre el islote

ABC. LAS PALMAS.
Actualizado:

Salvamento Marítimo rescató ayer del mar el cadáver de un hombre que se precipitó al agua desde el barco deportivo en el que navegaba junto a su mujer y sus dos hijos en una travesía entre el islote de La Graciosa y la isla de Lanzarote.

Una embarcación de Salvamento Marítimo participó sobre las ocho y curto de la mañana en el rescate de este hombre, identificado como Andrés Pérez Barrios, de 49 años, natural de Tinajo y vecino de Arrecife.

También fueron rescatados del agua sobre la misma hora y por un helicóptero del Grupo de Intervención en Emergencias del Gobierno canario (GIE), sus dos hijos, Vanesa y Fabián, de 16 y 14 años.

Al ver, sobre las cinco de la madrugada que su padre caía al agua, los niños le lanzaron una cuerda para que se agarrara a ella, algo que el progenitor no pudo hacer, por lo que, ataviados con salvavidas, decidieron tirarse al agua para rescatarle.

Rescate frustrado

Sin embargo, el intento de los menores no obtuvo resultados, ya que perdieron de vista a su padre y quedaron a la deriva en la oscuridad de la noche sin poder regresar al barco, que había proseguido su travesía con su madre, Angela Martín Machín, de 40 años y natural de Teguise, como única ocupante.

Los niños permanecieron tres horas en el agua hasta que fueron rescatados por el helicóptero del GIE cuando se encontraban a 1,5 millas de Los Jameos, en la costa de Haría, una situación que les causó la hipotermia que presentaban a su llegada a tierra, de la que fueron asistidos en el Hospital General de Lanzarote.

La embarcación en la que viajaba Andrés Pérez, persona conocida en el centro de Arrecife, donde regentaba un chiringuito, fue bautizada con ese nombre, tiene seis metros de eslora, es de fibra y cuenta con un motor fueraborda y un camarote.

La familia partió la pasada madrugada de La Graciosa rumbo al puerto de Orzola, al norte de Lanzarote, y tenía previsto continuar desde allí hasta el puerto de Los Mármoles, en Arrecife, la capital de la isla.

En el dispositivo de búsqueda organizado tras la llamada de alerta que hizo la mujer de la víctima desde un teléfono móvil a la sala operativa del 112 participaron una patrullera y un helicóptero de la Guardia Civil con base en Fuerteventura, otro helicóptero del GIE y embarcaciones de Protección Civil y Salvamento Marítimo. También se activaron los radares del Sistema Integral de Vigilancia Exterior instalados en el litoral de Lanzarote.