Más del 93% de los ayuntamientos canarios deben dinero a los bancos
ABC Fachada del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna

Más del 93% de los ayuntamientos canarios deben dinero a los bancos

Actualizado:

ÁLEX HERRERA

SANTA CRUZ. La crisis económica ha puesto en jaque a los ayuntamientos de Canarias. La situación actual azota con dureza a las corporaciones locales en las Islas y su agujero financiero se hace cada día más profundo.

A finales de finales de 2008, ningún gobierno pudo prever el calado de la recesión y sus previsiones de ingresos saltaron por los aires, principalmente, en aquellos territorios cuyos ingresos dependían en gran medida del sector de la construcción, como Canarias.

Más del 93 por ciento de los municipios canarios, concretamente un 93,2 por ciento, se encuentran endeudados con los bancos. Únicamente un 6,8 por ciento de los consistorios canarios no deben ni un solo euros a las entidades financieras.

Esto supone que de los 88 términos municipales que integran el Archipiélago, un total de 86 tienen contraída, a finales de 2008, algún tipo de deuda bancaria. Una cuantía que asciende a 718,6 millones de euros, según los datos publicados por primera vez por el Ministerio de Economía y Hacienda.

En total, los ayuntamientos canarios deben 718,16 millones de euros, lo que supone un endeudamiento medio por habitante de 345 euros. Los municipios que tienen el dudoso honor de encabezar este ranking son la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, cuya deuda viva asciende a 98,5 millones de euros; y el consistorio majorero de Betancuria, con 715 habitantes, donde la gestión municipal ha generado un endeudamiento para cada residente de 3.282 euros.

En el lado contrario aparecen seis municipios, seis corporaciones que no deben ni un solo euro a las entidades bancarias. Se trata de Hermigua y Alajeró en La Gomera, Artenara y Valleseco en Gran Canaria, Fasnia en Tenerife y la recién constituida de El Pinar, en El Hierro donde se elegirá a su primera corporación en 2011.

Operaciones de riesgo

La cuantía de la deuda viva de cada uno de los ayuntamientos y cabildos se ha calculado teniendo en cuenta las siguientes operaciones de riesgo: créditos financieros, valores de renta fija y préstamos o créditos transferidos a terceros. De esta forma, no incluye la deuda comercial, sino únicamente la deuda bancaria.

En términos absolutos, los ayuntamientos de la provincia de Las Palmas tienen una deuda de poco más de 395 millones de euros, mientras que el endeudamiento de los consistorios de la provincia de Santa Cruz de Tenerife asciende a algo más de 323 millones de euros. El Ayuntamiento de la capital grancanaria, en manos del Gobierno socialista de Jerónimo Saavedra, es el municipio más moroso de Canarias con una deuda bancaria de 98,5 millones de euros. A este le sigue en segundo lugar el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, gobernado por CC-PP, y cuyo déficit llega hasta los 67,7 millones.

Entre las dos capitales del Archipiélago la deuda llega hasta los 166,2 millones de euros, lo que supone concentrar el 23,15 por ciento de la deuda total de los municipios canarios. En tercer lugar se sitúa La Laguna, con 59 millones, y en cuarto de la lista es Telde, con 47 millones. Sin embargo, la deuda por habitante entre los cuatro municipios más poblados es mayor en Telde (479 euros), seguida de La Laguna (398), la capital tinerfeña (305) y la capital grancanaria (258).

Política de gasto

En cuanto a la deuda por habitante, la corporación manejada por Marcelino Cerdeña, de CC-PNC, Betancuria, es la que, en estos momentos, ha desarrollado una política de gasto que ha acumulado un mayor nivel de morosidad por residente. Esta localidad de Fuerteventura tiene una deuda de 2,3 millones de euros y 715 habitantes. La deuda por vecino es de 3.282 millones de euros. El segundo ayuntamiento con un mayor endeudamiento por residente también está en la isla majorera. Se trata de Pájara, cuyo alcalde es Rafael Perdomo del PSOE. Para cada uno de los 20.283 residentes, la corporación mantiene un déficit de 1.567 euros. La deuda acumulada es de 31,7 millones de euros. En tercer lugar se sitúa Buenavista del Norte, gobernada en las dos últimas décadas por el recién dimitido dirigente socialista, Aurelio Abreu. En esta localidad tinerfeña, el débito por habitante es de 1.016 euros. Tiene 5.227 residentes y adeuda 5,3 millones de euros.

En el lado contrario, con una deuda inferior a cien euros por habitante están El Tanque, El Paso, San Juan de la Rambla, Arucas, Tuineje, Tejeda, San Mateo, Agaete, Haría, Santa Lucía y La Matanza de Acentejo.