J. Paul Rollinson, presidente de Kinross Gold
J. Paul Rollinson, presidente de Kinross Gold - ABC

Kinross Gold dará más peso a la delegación de Canarias

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La minera canadiense Kinross Gold dará mayor peso a las operaciones regionales que tiene en África occidental. Las decisiones en este mercado se producen en la oficina que tiene en Las Palmas de Gra Canaria.

Desde 2011, la empresa ha invertido en Mauritaria una cifra algo superior a 2.000 millones de euros. Esta semana celebra junta de accionistas con la mirada puesta, en cuanto a África se refiere, a la estabilidad instucional por la existencia de elecciones presidenciales en junio en Mauritania.

Las tres regiones operativas de la compañía (América, Rusia y África occidental, que es la que se ubica en Las Palmas de Gran Canaria) tendrán una mayor responsabilidad por las operaciones en sus respectivas regiones, «particularmente en materia de seguridad, flujo de caja, producción y costes», según pudo saber ABC de fuentes de la empresa.

Desde Canarias, Kinross Gold controla intereses que tiene en la filial Tasiast Mauritania Limited S.A. El resultado de las elecciones en Mauritania es clave por si hay revisiones en el pago de impuestos, retorno del IVA o la fiscalidad en los combustibles que usa en sus extracciones, donde Mauritania ha cuestionado determinados conceptos.

Por riesgo político en Mauritania se comprendería que el nuevo poder salido de las unas «puede intentar renegociar los acuerdos mineros vigentes, revocar las disposiciones de estabilidad existentes», explicó este martes a ABC una fuente de la empresa.

Canarias forma parte del círculo financiero de Kinross al igual que Brasil, Rusia, Chile y Holanda. La minera ha apuntado que la planta de Mauritania logró una producción trimestral récord en el cuarto trimestre de 2018 aunque está en fase de «reducir los gastos de capital».

Kinross ha pedido a Mauritania una licencia de explotación para la zona sur de Tasiast; pero no ha obtenido respuesta. El riesgo del país cuenta con una póliza de seguro avalada por el Banco Mundial y los convenios internacionales del sector.