El islamista Tawasul, tercer partido en Mauritania y el gobierno cierra una escuela de ulemas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las autoridades mauritanas ordenaron este miércoles cerraron el Centro de Formación de Ulemas en Nouakchot, que está dirigido por una de las altas autoridades religiosas del país.

Ninguna declaración oficial se ha hecho al respecto, mientras efectivos de la policía cercaron la sede del edificio dirigido por el jeque Mohamed el Hassen Ould Dedew e impiden cualquier acceso al centro.

Dedew es conocido por su cercanía a Qatar, mercado con el que Mauritania ha roto sus relaciones diplomáticas, por ser una referencia para el islamista partido Tawasul, además de que es miembro de la Cofradía Mundial de los Hermanos Musulmanes.

El cierre del centro se produce pocos días después de las amenazas dirigidas por el presidente del país, Mohamed Ould Abdel Aziz, contra los islamistas de Tawasul. Tawasul se ha convertido en el segundo partido del país.

El presidente mauritano advirtió recientemente en una rueda de prensa que «se tomarán medidas» contra el partido Tawasul, al mismo tiempo que añadió «que no se va a tolerar» el monopolio de un solo partido sobre el islam.

Abdel Aziz calificó anteriormente al partido islamista de «extremista, que no duda en llevar las armas para conseguir sus objetivos si falla en alcanzarlos a través de la política». Tawasul tuvo un buen resultado en las últimas elecciones locales, regionales y parlamentarias organizadas el pasado uno de septiembre al mantenerse como la principal fuerza opositora del país.

La administración del centro publicó un comunicado en el que defiende que está «lejos de constituir una amenaza para la seguridad pública o fuente de anarquía», y asegura que la formación que ofrece «contribuye a la paz local, regional e internacional». «Ningún incumplimiento religioso o moral, ni desviación o extremismo se han constatado en ninguno de los alumnos que estudiaron en el centro», declaró.

El centro es una institución científica no gubernamental cuya acción y objetivos «son puramente científicos» y aseguró que nunca intervino en ningún «conflicto local o internacional». Creado en 2007, el Centro de Formación de Ulemas acoge, tras unas oposiciones anuales, a los estudiantes que desean profundizar sus conocimientos sobre la religión islámica.