La ingeniería marca la agenda energética de Canarias

Tras el enlace Playa Blanca-La Oliva, junto con la futura capacidad de interconexión con Gran Canaria, habrá apoyo mutuo entre los sistemas de las tres islas y se asegurará la fiabilidad del sistema en Las Palmas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

En Canarias hay ocho islas. Y seis sistemas eléctricos. Porque Lanzarote y Fuerteventura están unidas por un cable producto de la innovación de Endesa hace décadas. Con el mallado de la red submarina de abastencimiento de energía, habrá menor «desconexión» entre los isleños.En La Graciosa, Endesa tiene un proyecto con la empresa pública Instituto Tecnológico de Canarias para crear un escenario con autofinanciación.

El Gobierno de Canarias ha aprobado este lunes el proyecto de Red Eléctrica de España para construir una nueva línea submarina que refuerce la conexión de los sistemas eléctricos de Lanzarote y Fuerteventura. Se trata de una demanda de los ingenieros en previsión del aumento de la oferta entre esta dos islas.

En el mallado de la red de transporte, el nuevo enlace a 132 kV Playa Blanca-La Oliva es clave para asegurar la calidad del suministro de la demanda del sistema. Con ello, se gana en mayor fiabilidad y calidad en el suministro de la demanda de este subsistema.

El nuevo enlace planificado por los ingenieros del Gobierno de Canarias y REE, con la supervisión del Gobierno central y repaldo de Endesa, operador dominante en las islas, va a incrementar el apoyo mutuo existente actualmente. En 2005 Endesa reforzó esta red submarina cuando gestionaba redes, entre las dos islas con el objetivo de sacar partido la integración de renovables y conseguir reducir los costes de generación y la seguridad de este «subsistema dentro del sistema».

Esto afecta en Lanzarote en: cubrir necesidades de potencia instalada de tipo convencional para los grupos de 18MW. A partir de la puesta en servicio del segundo circuito de interconexión entre Lanzarote y Fuerteventura, no se prevén restricciones en los enlaces entre estos dos sistemas, lo cual permitirá analizarlos como un único sistema. Una vez puestos en servicio el segundo circuito y el enlace Fuerteventura-Gran Canaria, «no se prevé la necesidad de nueva potencia adicional».