Incendio de Gran Canaria

Incendio en Canarias: triunfa la educación y buenos modales de los isleños

Pilotos de hidroviones del Ejército de Aire, emocionados por el reconocimiento de la sociedad grancanaria a su duro trabajo

Quintanilla de Arucas (Gran Canaria)Actualizado:

El incendio de Gran Canaria ha sorprendido a los pilotos de los hidroaviones procedentes de la Península por una cosa: los buenos modales y la excelente educación que hay en las islas. Una cosa es la educación y otra cosa es el sistema educativo. Y es que lo menos que se puede decir cuando alguien apaga un fuego forestal en su propiedad, al margen de si se es profesional o no, es dar las gracias. Y eso es lo que ha pasado: demostración colectiva de buenos modales. Ya de estas formas de proceder de la sociedad insular habla en 1888 el escritor de viajes Charles Edwardes Rides en su estudio sobre la islas u Olivia Stone por no hablar de mediones de A. B. Ellis, Isaac Latimer, Frances Latimer, Harold Lee, y John Whitford.