Anuncio publicitario de una naviera británica en Londres
Anuncio publicitario de una naviera británica en Londres - Fedac

Así impuso Inglaterra a España la hora de Canarias

En las islas había hasta cinco husos horarios diferentes en 1920. No era para ahorrar energía: Reino Unido urgió a Madrid a que se aclarase porque sus barcos pasaban por las islas y era un caos. Por eso, las islas tienen la hora de Londres

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El Reino Unido sacó partido a la distancia entre Canarias y la Península para presionar a Madrid y colocar en el archipiélago la hora de Londres. No era por ahorro energético de nadie salvo sus intereses navieros. Además de idioma, que se popularizó mucho en las capitales canarias colocando léxico británico en el español que se habla en Canarias, también la hora de referencia.

También es verdad que la hora oficial de Canarias era algo que desconocía el propio Gobierno de 1920. No es solamente que Canarias tenga una hora menos respecto a la Península y Baleares. Es que Tenerife tenía dos horas diferentes en la misma ciudad de Santa Cruz y Gran Canaria tenía tres husos horarios en Las Palmas capital: una hora en el Puerto de Las Palmas, otra en el ayuntamiento y otra en la Catedral de Canarias en la Plaza de Santa Ana, único reloj público de entonces.

La ciudad de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife eran hervideros de negocios. Tráfico de mercancías por todos lados. La gente, como detalla el escritor Alonso Quesada, hablaba dos idiomas: el inglés para los negocios y el español para el ocio.

Por tanto, sería caótico en las islas tomarse en serio la puntualidad británica, de la que dependían las divisas de las islas. En función del lugar de la ciudad de Las Palmas se llegaba antes o no. El puerto de Las Palmas en 1915 era el segundo del mundo en trafico de mercancias después del de Nueva York.

La historia del huso horario de Canarias tiene un origen gracioso. Fueron los ingleses los que presionaron. Y se vino a solucionar después de varias respuestas ambiguas de los técnicos en Madrid y Canarias, a los que la armada británica preguntaba: ¿Qué hora tiene las islas? Cada servicio administrativo lanzaba una teoría diferente. Correos y Teléfrafos, una. Comandancia de Marina, otra.

En 1915 el Puerto de Las Palmas era el segundo del mundo tras el de Nueva York en mercancías. El peso del tráfico portuario marcó la hora de Canarias

Nadie se aclaraba y las respuestas oficiales eran pintorescas. Así, los comandantes de Marina de Tenerife y de Gran Canaria afirman en la correspondencia de la época, sobre Tenerife, que «se usa por todos la hora oficial, que corresponde al huso horario correspondiente, o sea, una hora menos que la del meridiano de Greenwich, excepto las oficinas de Telégrafos, que usan la hora de Greenwich».

Sobre Gran Canaria, la hora es otra cosa. El Gobierno Militar, la Comandancia de Marina, la Oficina de Correos y la gente normal «usan la hora del meridiano de la ciudad». El ayuntamiento se rige por el reloj de la Catedral de Canarias, «único público, que marcha de una manera caprichosa; las Oficinas de Telégrafos usan la hora de Greenwich; y, por último, en el puerto de la Luz arreglan la hora al meridiano de Las Palmas por señal de bandera y bola que hace el cañonero guardacostas cuando está fondeado en el puerto».

Una hora menos en Canarias

La diferencia horaria dentro del archipiélago canario tiene su base en que las islas estaban ausentes del real decreto de 22 de julio de 1900 firmado por Francisco Silvela. En el denominado «Expediente relativo a la hora oficial en las islas Canarias» que se guarda en el Archivo General de la Administración, caja cinco, expediente número 3.011, se detalla que las islas se rigen por el meridiano de Greenwich. El real decreto que tiene fecha 26 de julio de 1900 se refiere a «Península e islas Baleares». Y que será el que rija a las ministerios, juzgados y oficinas públicas con el meridiano de Greenwich para su entrada en vigor el primer día del año 1901.

Londres pidió que se concretara el uso horario de Canarias para que sus barcos pudiesen orientarse por los faros en los años 1852, 1864, 1865 y 1920. Este último año, la dirección general de Navegación y Pesca Marítima, que formaba parte del Ministerio de Marina, registra un escrito a sus superiores: «El Almirantazgo inglés pregunta si en las islas Canarias se ha establecido la hora oficial que les corresponde según el sistema aceptado en los husos horarios, o sea, la que corresponde al meridiano situado 15 grados al Oeste del de Greenwich. En este Ministerio sólo se tiene noticia del Real Decreto de esa Presidencia de 26 de Julio de 1900 que establece la hora oficial en la Península e Islas Baleares, pero nada sabe de lo ordenado para las islas Canarias, por lo que le ruego a VE. se sirva comunicarme con urgencia la hora vigente en dichas islas para los servicios oficiales en ellas establecidos, a fin de poder contestar inmediatamente la pregunta del Almirantazgo inglés. De Real orden comunicada por el Sr. Ministro de Marina lo digo a V.E. para su conociminto y efectos. Dios guarde a V.E. muchos años.- Madrid 4 de agosto de 1921. El Director General».

Menudas respuestas

El 22 de agosto de 1921, el Instituto Geográfico y Estadístico responde que «la hora legal lleva en dichas islas, situadas en el huso 23, un retraso de 60 minutos con respecto a la hora de la Península, si bien no ha sido impuesta su implantación de un modo oficial, como por Real Decreto de 26 de julio se hizo para la Península y Baleares». Pero la respuesta no concreta qué huso horario tiene Canarias y tampoco respondía a lo que querían saber los ingleses.

Nuevamente, el seis de septiembre de 1921 el Director General de Navegación y Pesca Marítima vuelve a preguntar «cuál es la hora vigente en dichas islas para los servicios oficiales en ellas establecidos». La pregunta británica era para saber qué horarios de tránsito por Canarias debía tener la empresa African Steam Ship Company además de tener una idea sobre la exploración de la costa africana de cara a su expansión tras la Conferencia de Berlín de 1885.