ABC  Panorámica del teguestero barranco del Agua de Dios
ABC Panorámica del teguestero barranco del Agua de Dios

La huella del pasado guanche

Actualizado:

R. C.

SANTA CRUZ. Rebuscar entre los archivos del pasado para recuperar lo más valioso que éste puede legar: el conocimiento. A ello se ha puesto manos a la obra el municipio tinerfeño de Tegueste, que pretende desentrañar todos los secretos de sus aborígenes.Con este objetivo, los arqueólogos Francisco Pérez Caamaño y Javier Soler han emprendido una investigación cuyo objetivo pasa por redescubrir el tesoro patrimonial del barranco del Agua de Dios -declarado Bien de Interés Cultural (BIC)- y de la comarca.

En concreto, se trata, gracias a la financiación que aporta el Ayuntamiento de la localidad, de poner negro sobre blanco el papel que jugó el barranco en el devenir de los pobladores originarios del lugar, para acercarlo después a la historia de la localidad teguestera. La investigación de Pérez Caamaño y Soler trata, pues, y en palabras de los propios expertos, de «definir el sistema de organización territorial que articuló el barranco, aproximándose a las motivaciones por las cuales los guanches ocuparon esta zona y la eligieron para asentarse allí».

Una vez finalizada la fase de estudio inicial, la Corporación construirá un centro de interpretación que permitirá a los vecinos y visitantes del municipio disfrutar del conocimiento derivado del trabajo del equipo investigador. Hasta este punto, y globalmente, la hoja de ruta establecida fija cuatro fases, tres de ellas enfocadas a la investigación, recopilación de datos y divulgación de los resultados y que durarán tres años. La primera fase arrojará una factura de 8.000 euros, se desarrollará durante ocho meses y se basa, fundamentalmente, en la recuperación documental sobre el barranco y su posterior organización. Todo este corpus documental quedará registrado más tarde en sistemas de información geográfica, con lo que podrá utilizarse, por ejemplo, en jornadas o trabajos municipales.

«La identificación y valoración de los yacimientos arqueológicos de Tegueste facilitará una respuesta más rápida y eficaz en la gestión de estos bienes. Se pretende contar con una aproximación exhaustiva de las evidencias arqueológicas del municipio, con el objetivo de generar una herramienta patrimonial que facilite al Ayuntamiento la toma de decisiones frente a las exigencias de las normativas urbanísticas y medioambientales».

La segunda fase abarcará todo el próximo año y permitirá testar y comprobar sobre el terreno, en una investigación de campo, los datos recopilados en la fase anterior, lo que hará necesario una prospección arqueológica intensiva en el cauce, en los márgenes y en los lomos del barranco; así como prospecciones en las zonas aledañas de la depresión que permitan definir «el patrón de distribución poblacional del grupo humano que se asentó durante el periodo aborigen en Tegueste», aseguran los investigadores. Esta fase contempla crear además una ficha patrimonial digitalizada de los elementos arqueológicos y etnográficos de la comarca teguestera, con el fin de dotar al Ayuntamiento de una herramienta de gestión que permita enfrentarse a las exigencias de las normativas patrimoniales, urbanísticas y medioambientales. Conferencias, charlas y una exposición constituirán el último paso de esta etapa.

La tercera parte del proyecto, que se desarrollará ya en 2012, estará destinada a la redacción de una monografía con el fin de ofrecer una explicación histórica y rigurosa -conforme al trabajo de las dos primeras fases- del barranco del Agua de Dios y de su Comarca. Una monografía que abordará «el periodo aborigen de la zona» y que será «capaz de insertarla en el proceso histórico que afectó a Tenerife antes de la conquista europea», detallan los investigadores.

Formación

Tras esta parte, se ejecutará un plan de formación para los técnicos del Ayuntamiento del municipio metropolitano al objeto de difundir, conservar y gestionar los bienes arqueológicos. También se desarrollarán talleres monográficos, con el objetivo de que el conocimiento histórico de la zona alcance a los habitantes de la Villa

Tras la fase de estudio y recopilación de datos, el proyecto recoge, ya en la cuarta y última fase, la creación y desarrollo del citado centro de interpretación, con el fin de aglutinar, en un mismo espacio expositivo, todas las actividades socioculturales relacionadas con el pasado aborigen de Tegueste. Para la construcción de esta infraestructura, el proyecto plantea buscar líneas de actuación y características básicas de lo que se expondrá en el recinto cultural. Asimismo, se buscará un enclave adecuado, así como sus características arquitectónicas ideales para una correcta divulgación del pasado aborigen de la Comarca. Además, el futuro centro deberá poner en marcha diversas actividades relacionadas con la divulgación del conocimiento arqueológico del barranco y de todo el territorio que comprende la zona.