14.000 hectáreas calcinadas y 8.500 personas desalojadas en Tenerife

El incendio declarado ayer en el norte de la isla de Tenerife arrasó hasta última hora de la tarde unas 14. 000 hectáreas de monte y ha obligado a desalojar a 8. 500 personas de una decena de

Europa Press/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El incendio declarado ayer en el norte de la isla de Tenerife arrasó hasta última hora de la tarde unas 14. 000 hectáreas de monte y ha obligado a desalojar a 8. 500 personas de una decena de localidades, según informó el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, quien subrayó que el fuego se ha recrudecido en las últimas horas.

Debido a la gravedad de al situación, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció que mañana, miércoles, está previsto que se incorporen a las tareas de extinción un total de 144 efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), al mando del teniente general Fulgencio Coll, tanto para ayudar en este incendio como en el que afecta a Gran Canaria.

Asimismo, también se sumarán a las tareas de extinción 35 miembros de la Brigada de Incendios Forestales, con base en Daroca (Zaragoza), y dos helicópteros y dos aviones de carga en tierra que se sumarían a los efectivos aéreos que en estos momentos están operando en ambas islas para sofocar las llamas. La titular de Medio Ambiente incidió además en que, si el incendio continuara mañana descontrolado a causa de las altas temperaturas y la velocidad del viento, otros 100 efectivos de la UME se sumarían a las labores el jueves.

Las zonas más afectadas de la isla a última hora de la tarde eran las de Santiago del Teide, Los Silos, El Tanque y Buenavista del Norte, donde es muy difícil que operen los medios aéreos debido a la fuerza del viento y la complicada orografía del terreno. Las complicaciones se acentuaron además porque las llamas han inutilizado los repetidores de telefonía móvil de la Cumbre de Bolico.

La situación ha sido calificada por el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, de "dramática y sin precedentes en la historia de las islas" por su magnitud. Ante esta situación, Narbona pidió serenidad a los vecinos afectados por el incendio e indicó que este tipo de siniestros son fruto en la mayoría de las ocasiones "de la negligencia o actos intencionados" y advirtió que a sus responsables se les aplicará el estricto cumplimiento del Código Penal porque hechos así "tienen consecuencias gravísimas".

Paulino Rivero señaló que la prioridad ahora son las personas, después intentar salvar los bienes y en último lugar recuperar el patrimonio natural. Anunció, en este sentido, que el consejo de Gobierno celebrado hoy ha acordado un paquete de medidas para compensar a los ciudadanos afectados. Pese a la complicada situación, no se ha pensado pasar a nivel 2 para que sea el Gobierno de Canarias y no el Cabildo de Tenerife quien asuma la dirección de las operaciones contra incendios. "La coordinación entre todas las instituciones ha sido perfecta", concluyó Melchior.