La Guardia Civil se incauta en Lanzarote de 3.207 artículos de piel falsificados

La mercancía, importada desde Asia, se componía de bolsos de señora, carteras, pamelas y gorros, y habría alcanzado en el mercado un valor de 900.000 euros

ACN/
Actualizado:

LAS PALMAS. Efectivos de la Patrulla Fiscal Territorial de la Guardia Civil del Puesto de Costa Teguise, en Lanzarote, realizaron una importante actuación relacionada con la importación y comercialización de artículos de piel falsos que iban a ser vendidos ilegalmente en la isla de Lanzarote. Un ciudadano de nacionalidad china de 35 años y vecino de Puerto del Carmen (Tías) fue detenido por un supuesto delito contra la propiedad industrial e intelectual.

Según la Benemérita, la pasada semana, en la urbanización El Sebadal de Las Palmas de Gran Canaria, la Guardia Civil se incautó de 7.622 artículos de piel falsos ocultos almacenados en una nave preparados para su distribución y venta. Tras aquella actuación, se sospechó que el propietario de la mercancía tenía ciertas conexiones en la isla de Lanzarote, en donde se llevó a cabo una investigación y vigilancias en torno a un comerciante asiático que regentaba dos locales tipo bazar en la localidad turística de Puerto del Carmen.

El pasado martes, los guardias civiles inspeccionaron estos locales, y en un primer momento descubrieron 484 artículos falsificados expuestos para su venta.

Importados desde Asia

Posteriormente, ante la sospecha de que podrían ocultarse más efectos, los agentes lograron localizar un almacén cercano a los locales registrados anteriormente. En dicho almacén, la Guardia Civil descubrió otros 2.723 artículos embalados en 92 cajas.

Todos estos artículos tenían la marca «Burberrys» (cuyos diseños están registrados por esta marca comercial), siendo por tanto fabricados, distribuidos y comercializados ilegítimamente, probablemente importados desde el continente asiático.

Finalmente, se intervinieron un total de 3.207 artículos, 2.343 bolsos de señora de distintos tamaños, 602 gorros, 239 carteras, y 23 pamelas de señora. La citada mercancía se encuentra depositada a disposición de la Autoridad Judicial y podría haber alcanzado un valor comercial de unos 900.000 euros. El detenido, tras prestar declaración, ha sido puesto en libertad a expensas de comparecer ante la Autoridad Judicial en Arrecife.