La Guardia Civil en Canarias acaba con una red que operaba con narcolanchas

Empleaban embarcaciones neumáticas para introducir una gran cantidad de droga por vía marítima

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Guardia Civil ha intervenido 1.620 kilos de hachís que acababan de ser desembarcados de madrugada en Gran Canaria tras saber de la llegada de la droga y organizar un dispositivo para esperarla, según ha informado este sábado.

La costa de la Punta de Tenefé, en el municipio de Santa Lucía Tirajana, fue el escenario elegido para introducir la droga en la isla tratando de no ser descubiertos por los responsables de su traslado, que no pudieron ser detenidos porque lograron huir, se relata en un comunicado del instituto armado.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado 18 de abril, cuando se activó un dispositivo conjunto de varias unidades de los Puestos Principales de Agüimes y Vecindario, coordinados por el Centro Operativo de Servicios (COS) de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, que permitieron la interceptación de la embarcación.

Gracias a diferentes informaciones, la Guardia Civil averiguó el intento de descargar la droga en algún punto de la costa sureste de Gran Canaria, desplegándose tanto una patrullera del Servicio Marítimo como varias unidades en tierra de los puestos referidos, reforzadas por agentes del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán.

Debido a las diferentes medidas de contravigilancia que dispusieron los personas que esperaban a la embarcación, la Guardia Civil no pudo detenerlos, ya que huyeron antes de que llegaran, abandonando en el lugar una furgoneta con los 54 fardos de hachís intervenidos, que dieron un peso de 1.620 kilogramos.