El gran dominio de Canarias en la pesca de bacalao del Sáhara en 1864

Con 30 buques y 709 hombres de Canarias se capturaban tres millones de unidades de bacalao, mientras que los 6.000 buques en Terranova, con 120.000 marineros, no superaban los 48 millones

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

En 1860 Marrruecos y España firmaron en Tetuán un tratado de paz y amistad muy importante para Canarias. Por España, rubricó el docuento el general García y Miguel; el director general de Política, Ligués y Bardají. Por la parte marroquí: Sid-Mohamed-el-Jetib, letrado de Tánger; el caid de la caballería y el Chabli-ben Abd-el-Melek, por en representación del rey de Marruecos.

Tras ese periodo, los canarios se lanzaron a pescar mientras británicos, franceses e italianos hacían supuestas exploraciones. Puentearon al rey de Marruecos y obviaron la presencia española aprovechando la disctancia entre Canarias y la Península. Y así llegaron los primeros contactos formales de saharauis con representantes de administraciones europeas.

Los canarios, al tiempo que presionaban en Madrid con sus representantes para bloquear al incipiente diplomacia tribal saharaui, pedían el establecimientos de bases de negocios frente a las islas. A la altura de lo que actualmente es Cabo Bojador.

El acuerdo entre Madrid y Rabart de 1860 establece que España podría ensanchar sus límites y Marruecos permitiría la presencia de misioneros. En el artículo octavo se señala que Marruecos concedería a perpetuidad un puesto fijo en lo que se llamó después Santa Cruz la Pequeña. Un espacio en el que España ubicaría actividad pesquera. Ahora es un yacimiento arqueológico.

Peso canario

Pocas semanas después, se establece un acuerdo de comercio entre España y Marruecos entre Saturnino Calderon, ministro de Estado, y el embajador de Marruecos en España, El Abbas. En los artículos, 57, 58 y 59 se recoge que los pescadores de Canarias tienen derecho a ejercerla. Una demanda la Real Sociedad Económica de de Las Palmas de Gran Canaria.

En Canarias se expresó interés en el control de ese espacio porque un escocés llamado Jorge Glass pidió a Marruecos ubicarse en esa zona de Santa Cruz en 1764. La comision de pesca de las Ccrtes en Madrid recogieron en 1868 en un texto la importancia del yacimiento pesquero para el archipiélago.

En aquella época, de acuerdo con los datos que constan en la Sociedad Económica de Amigos del País en Gran Canaria, 30 buques con 709 hombres de Canarias capturaban tres millones de unidades de bacalao, mientras que los 6.000 buques en Terranova, con 120.000 marineros, no superaban los 48 millones. La capacidad de esfuerzo de los pescadores isleños era tal que no existía ni uno que se hubiese ahogado. No hay registros por ahogarse.

En 1791 España importaba tres millones de kilos de bacalao de Francia y, en 1861, 15 millones de kilos de bacalao. En 1866, 23 millones de kilogramos. En 1880, 80 millones anuales el pescado que España importaba del extranjero. La flota española era de 150 buques de entre 40 y 60 toneladas.