Clavfijo Batlle
Clavfijo Batlle - ABC

Fred Olsen mantiene el pulso a Armas por el negocio del transporte marítimo

Espera superar el millón de viajeros al año con Betancuria Express, donde ha colocado 44 millones en reformas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Fred Olsen espera superar en Canarias el millón de pasajeros al año con la entrada en funcionamiento de su séptimo buque, el Betancuria, el mayor catamarán del mundo, capaz de transportar a 1.600 personas y 350 vehículos. En este mercado compite con Trasmediterránea, propiedad desde 2018 de Naviera Armas.

Este barco de 113 metros de eslora fue fabricado en Australia hace diez años y acaba de ser reformado en Suecia, con un coste total de 44 millones de euros.

Su presentación con la flota de Fred Olsen ha reunido este en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria al presidente y vicepresidente del Gobierno de Canarias, Clavijo Batlle y Rodríguez Valido, respectivamente, al presidente de la Autoridad Portuaria, el conservador Juan Cardona, y al director general de la compañía, Andrés Marín, entre otras autoridades.

Marín ha dicho que la naviera está «encantada» por seguir apostando por la conectividad en Canarias ya que es la primera vez que Lanzarote y Gran Canaria «va a estar unidas por mar en tres horas y veinte minutos, con dos rotaciones de ida y vuelta diarias, con posibilidad de ampliarlas a tres en determinados días, puentes y fines de semana».

«Un barco de este tipo, con esta capacidad y durmiendo sobre todo en Lanzarote, con la posibilidad de salir a primera hora de la mañana y volviendo a la última de la tarde, va a permitir a los habitantes de la isla hacer muchas gestiones en el día en Gran Canaria y facilitará a las agencias de carga mejorar sus costes operativos, al poder hacer el traslado-reparto en el mismo día», ha agregado el directivo de Fred Olsen.

Clavijo Batlle, que ha resaltado el esfuerzo de Fred Olsen por favorecer la movilidad en Canarias, «que es el eje que mueve la política del Ejecutivo» que preside, que mantiene el «empeño irrenunciable» de acortar la barrera física entre los territorios que supone el mar y que con la ruta Arrecife-Gran Canaria coloca a estas islas «más cerca».

Ha elogiado el compromiso de la familia Olsen con Canarias, una naviera que es «clave» para el crecimiento de una región que está dando pasos adelantados en el transporte de viajeros.