CC estudia respetar hasta las elecciones generales los pactos locales ya firmados

Según ATI, la rápida firma del pacto entre Paulino Rivero y Javier Arenas impidió que el PSC rompiera otros acuerdos municipales, ofreciéndose a «cualquier precio»

EP
Actualizado:

SANTA CRUZ. Coalición Canaria observa la posibilidad de que los pactos firmados al margen del acuerdo con el PP en las localidades de Telde y San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria, y en las principales instituciones de Fuerteventura se mantengan en una primera fase hasta las elecciones generales de marzo de 2004, fecha que los nacionalistas, en función de los resultados, observan como clave para respetar los pactos en cascada. Una estrategia que solamente es factible mediante sendas mociones de censura en las corporaciones indicadas. La Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI) afirmó que la rápida firma del pacto entre el presidente de CC, Paulino Rivero, y el secretario general del PP, Javier Arenas, sirvió para impedir que el PSC rompiera otros acuerdos municipales ofreciéndose a «cualquier precio y sin respetar la legitimidad» defendida por su dirigente regional, Juan Carlos Alemán, para que la lista más votada inicie las conversaciones para formar mayorías absolutas.

Primera fase

La rapidez del PP para cerrar el pacto en Telde con una agrupación vecinal y con el PSC en San Bartolomé de Tirajana, al igual que AM y los socialistas en las principales instituciones de Fuerteventura, antes de que el pasado jueves se cerrara el acuerdo en la sede central del PP en Madrid, hace pensar a CC que estas corporaciones locales puedan mantener estas mayorías «en una primera fase», según fuentes de CC.

Antagonismos personales

En esta estrategia de tolerancia que no se ajusta a los pactos en cascada cerrados entre Arenas y Rivero para apoyar a la lista más votada influyen, además, los antagonismos personales que dificultan el entendimientos entre los principales dirigentes locales de CC y el PP. Sin embargo, las mayorías absolutas cerradas en los dos principales ayuntamientos no capitalinos de Gran Canaria y en las instituciones majoreras más importantes, según CC, tienen fecha de caducidad: los comicios generales de marzo de 2004. Los resultados electorales de los nacionalistas en esta nueva cita electoral serán «claves» para el apuntalamiento y el respeto de los pactos en los tres niveles institucionales (Gobierno, cabildos y ayuntamientos).

En el resto de los ayuntamientos continúan las negociaciones con la esperanza de poder cerrar acuerdos satisfactorios en Arucas, en las localidades tinerfeñas de Los Realejos, el Puerto de la Cruz y La Laguna; en Lanzarote, a través del PIL, en el Cabildo, Arrecife y San Bartolomé; en La Palma, en Santa Cruz y El Paso, además de los dos ayuntamientos herreños de Frontera y Valverde.

Desde ATI se destacó el rápido movimiento táctico de Paulino Rivero cerrando el pacto en Madrid a escasos cuatro días de conocer los resultados de las elecciones del pasado 25 de mayo. Una decisión que, según el portavoz José Manuel Bermúdez, impidió que el PSC «rompiera» los acuerdos municipales que ahora intentan cerrar el Partido Popular y Coalición Canaria.