Una enorme «tela de araña» atrapa el arte en Santa Cruz
El artista, en medio de su «Scanner» / ABC

Una enorme «tela de araña» atrapa el arte en Santa Cruz

ABC | SANTA CRUZ
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El artista madrileño Daniel Canogar exhibirá en el Espacio Cultural El Tanque, en Santa Cruz de Tenerife, su instalación «Scanner», un gran nudo de cables eléctricos, telefónicos e informáticos que cuelgan del techo de la sala como si se tratara de una gran telaraña. Sobre estos cables, se proyectan líneas blancas, que al caer sobre la forma enrevesada del tendido, transforman el conjunto con un potente efecto de chispas de luz que parecen recorrer la longitud de la línea. La obra, que quedará inaugurada a las ocho y media de la tarde, recuerda al bombeo del sistema circulatorio humano, así como al pulso que activa las redes informáticas de nuestra realidad electrónica. Una impactante experiencia que el público podrá disfrutar en el recinto cultural santacrucero hasta el próximo 9 de mayo.

La instalación fue presentada por el viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Alberto Delgado, y por el propio artista, quien expresó su sorpresa por la originalidad arquitectónica del Espacio Cultural el Tanque. El viceconsejero, por su parte, se congratuló de recibir, de nuevo, la obra de un artista del prestigio de Canogar, que se suma así al listado de creadores de primera línea que ya han mostrado su trabajo en esta sala, como Tony Oustler, Marina Núñez, Suki Chan o Jaume Plensa.

Al encontrar los materiales de desecho que dan forma a esta particular creación, el artista sintió que tenían memoria propia, y, sobre ellos, encontró las huellas del uso que una vez tuvieron. Mediante proyecciones, intenta volver a resucitar estos materiales muertos, descubrir sus secretos, volver a traer a la luz la memoria colectiva que encierran: un verdadero retrato de una sociedad y una época determinada. Las proyecciones parecen liberar la energía almacenada en los residuos y despertar la memoria de la vida que tuvieron en su pasado. Una memoria que tienen la oportunidad de recuperar los ciudadanos y visitantes de Tenerife.