El desarrollo turístico, una prioridad para el Archipiélago

EP/
Actualizado:

SANTA CRUZ. Son muchos los municipios canarios que quieren subirse al carro del desarrollo turístico. La creación de riqueza que genera esta actividad económica atrae la atención de todos los alcaldes de las Islas. Ningún rincón de Canarias quiere quedar al margen de tal desarrollo, pese al delicado momento que atraviesa el turismo y todas las actividades vinculadas de forma indirecta al éxito o fracaso del turismo.

Los datos del Instituto Canario de Estadística (Istac) sobre planta turística legal en Canarias corroboran que la mayoría de los municipios canarios, sin tradición turística, hasta la fecha, están intentando incorporarse a este desarrollo.

Antes de la entrada en vigor del primer decreto de moratoria, en enero de 2001, de los 87 municipios canarios 13 carecían de oferta turística legal. Tres años después, sólo Arucas, en Gran Canaria, mantiene este registro a cero. Los otros 12 municipios han puesto en marcha una incipiente planta turística que no rebasa en ningún caso el medio centenar de plazas.

Los municipios que han iniciado en los últimos años este proceso son: en Tenerife, Fasnia, Arafo, Los Silos, El Tanque y Tegueste, y en Gran Canaria, Firgas, Ingenio, Teror, Santa María de Guía, Valsequillo, Valleseco y La Vega de San Mateo.

El turismo rural, cada vez más demandado en Canarias, está abriendo a los municipios rurales oportunidades para incorporar la actividad turística entre sus sustentos económicos.