La demolición de Cho Vito se suspende de manera cautelar

La demolición de Cho Vito se suspende de manera cautelar

ACN | SANTA CRUZ
Actualizado:

Los vecinos del poblado marinero de Cho Vito, en el municipio de Candelaria, tienen motivos para la esperanza ya que, de momento, el derribo de 23 de las 31 viviendas que forman este núcleo se ha suspendido de manera cautelar.

Antonio Alonso, uno de los portavoces de los vecinos afectados por la amenaza de Costas de destruir este poblado, ha asegurado que a primeras horas de la tarde de ayer han recibido la noticia de que la Justicia ha admitido a trámite la suspensión cautelar de derribo de estas viviendas, prevista para la próxima semana.

En declaraciones a ACN, Alonso afirmó que los vecinos están en estos momentos «alegres» por la decisión de la juez, pero siguen en alerta ya que «tenemos claro que ésta es sólo una batalla de una guerra». Manifestó que han recibido esa información justo después de la rueda de prensa que dieron y cuando se entrevistaban con el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García.

Para el representante de los vecinos, ahora los afectados «tenemos un tiempo para presentar las alegaciones pertinentes» ya que se retrasa el derribo de Cho Vito y se «nos cita a una reunión con representantes de la Demarcación de Costas y de la justicia que tendrá lugar este lunes por la mañana en la capital tinerfeña».

Alonso, además de destacar que el alcalde de Candelaria se haya «alegrado» de la deferencia que ha tenido el juez, dejó claro que para los vecinos de este poblado marinero es «un alivio» esa decisión, «pues llevamos dos noches sin dormir» y en «indefensión».

Que se les escuche

Alonso insistió en que los vecinos del poblado de Cho Vito no quieren «nada regalado», sino que se les escuche y se les atienda con la documentación, ya que «nadie la ha leído y hay datos que califican estas viviendas como un poblado desde hace cincuenta años».

Asimismo, sostuvo que los afectados cuentan con una legalidad adquirida durante muchos años. «Nosotros hemos pagado nuestras hipotecas y contribuciones, así como las cédulas de habitabilidad», reiteró, a la vez que dijo que «nosotros estamos dentro de la Ley de Costas porque alguien nos permitió estar dentro».

Antes de conocer esta noticia, los vecinos seguían manifestando su decisión de defender Cho Vito incluso «con sus vidas» y por «una cuestión de dignidad», ya que sienten «pisoteados sus derechos».