El crucero embargado parte de Lanzarote a Gran Canaria por el temporal

El embargo obedece a una deuda de la naviera con una empresa suministradora y asciende a 300.506 euros. Por el momento, sus 900 ocupantes todavía no han podido abandonar el barco

EFE/
Actualizado:

CANARIAS. El crucero «Flamenco», que el miércoles fue retenido en Lanzarote por una deuda de 300.500 euros, partió ayer del puerto de Los Mármoles hacia Gran Canaria por motivos de seguridad, ya que se ha decretado alarma por fuertes vientos y lluvias, por lo que las autoridades han decidido que abandone Lanzarote rumbo al puerto grancanario.

El barco llegó a la isla conejera con casi 900 personas a bordo, 500 de ellos turistas y 390 pertenecientes a la tripulación y ninguno de ellos desembarcó en el puerto de Arrecife durante el tiempo que permaneció amarrado en Los Mármoles.

Por el momento se desconoce cuánto tiempo permanecerá el crucero «Flamenco» inmovilizado en el puerto grancanario, ni si sus ocupantes podrán desembarcar finalmente.

Deudas sin abonar

El «Flamenco» fue retenido por decreto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Arrecife a petición de la empresa suministradora con la que la naviera tiene contraídas deudas aún sin abonar.

El embargo preventivo que pesa sobre el «Flamenco», de bandera de Bahamas, obedece a una deuda de la naviera con una empresa suministradora y que asciende a un total de 300.506 euros. Cuando sean saldadas las deudas, las instancias judiciales de las Islas procederán a levantar el embargo que pesa sobre el «Flamenco», si bien se desconoce por el momento el plazo de tiempo que transcurrirá hasta que se produzca el abono de esa cantidad.

Retirar los servicios

La Autoridad Portuaria de Las Palmas ordenó al jefe de operaciones de Arrecife que retire los servicios de prácticos y amarradores al crucero hasta que se cancele el embargo, cuya duración tendrá que determinar el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Arrecife.

Este velero turístico fue construido en enero de 1972, y pertenece a la consignataria Incargo S.L. y posee 163 metros de eslora y seis de calado.