La crisis constituye «un problema de valores», según el obispo Álvarez
ABC La imagen de la Patrona salió en procesión ante los miles de fieles congregados

La crisis constituye «un problema de valores», según el obispo Álvarez

ABC/EP | SANTA CRUZ
Actualizado:

El obispo de la Diócesis Nivariense, monseñor Bernardo Alvarez, instó ayer a los fieles que se concentraron en el Santuario de la Virgen de Candelaria en Tenerife, con motivo de la celebración del día de la Patrona de Canarias, a que «ante estos momentos de crisis», pidan a Dios «fuerza y voluntad para vivir en precariedad».

Sus palabras resonaron en la Villa Mariana en el día grande de la Patrona de Canarias, un acto que no se quisieron perder numerosos fieles, así como autoridades civiles y militares. En este sentido, las autoridades fueron recibidas por el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García Trujillo, en el Consistorio, para después partir en procesión cívica acompañados por la Banda Municipal de Santa Cruz y la Banda Municipal de Las Candelas, así como la Policía Local de gala de Santa Cruz y Candelaria.

La Eucaristía fue celebrada por Álvarez, junto con el Subprior de la Basílica de Candelaria, Alexis González de León, así como el obispo emérito de la Diócesis Nivariense, Felipe Fernández.

Las palabras de Álvarez hicieron referencia al pasaje bíblico de la presentación del niño Jesús en el Templo, habló de la «limpieza» con la que la Virgen María y su hijo llegaron hasta el lugar y cómo eso «es necesario» para afrontar los tiempos actuales, dijo el prelado, para quien la crisis actual configura «un problema de valores», según dijo en su homilía

El obispo insistió: «No debemos fijarnos sólo en las cosas materiales, sino también en las del corazón». Sus palabras aludieron a que sólo «la limpieza de corazón» podrá ayudar a los fieles a salir de esta situación económica. «La acción del señor en nuestra vida es lo mejor que nos puede pasar», sintetizó.

Alvarez aseguró que «no se podía seguir en las mismas condiciones, pensando que todo se puede comprar, viviendo en el aire». «Los mecanismos no pueden ser igual que hace cinco años. Sería un craso error», insistió a los fieles.

El prelado defendió que no se podía pedir «resolver en cinco o seis meses y volver a disfrutar como antes». En este sentido, dijo que no se podía mantener que «1.000 millones de personas disfrutaran de todo, mientras que 5.000 millones pasan hambre». Asimismo, pidió que los cristianos soliciten a Dios «luz y acierto en las decisiones». Invitó a que las personas pidieran al Señor trabajo y que fuerza para «solucionar los problemas, pero no sólo al consumo: Pidamos al Señor que con la intercesión de Su madre, la Virgen de Candelaria, vivamos en la confianza de que Dios abre camino donde no los hay. Que sea Dios el que nos guíe y no que haga nuestra voluntad», rogó el prelado.

Procesión

Al término de la celebración en que se congregaron cientos de fieles, la imagen de la Virgen de Candelaria salió en procesión acompañada de cientos de fieles. mientras cuatro aviones F- 18 del Ejército del aire sobrevolaron el cielo del municipio para rendir honores a la Patrona General del Archipiélago canario.