El coste de la vida en las Islas es uno de los más altos del mundo, según la ULPGC

Un informe de la Universidad de Las Palmas revela que los agentes económicos y sociales isleños no confían en las medidas de control del Ejecutivo autonómico

Actualizado:

CANARIAS. El coste de la vida en Canarias es de los más altos del mundo, según revela el informe «La Competitividad Internacional de Canarias» elaborado por la profesora Rosario Ramos Ramos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. El estudio destaca que sólo Japón, Islandia, Noruega, Hong-Kong e Israel superan los elevados precios que se registran en las Islas.

El informe apunta que el coste de la vida en el Archipiélago, así como el coste de la cesta de la compra en las Islas, registra un índice a este respecto del 118,80, superior en un 18,80 a la media mundial, situada en un 100. Esta media también superada ampliamente por Japón (158,48), Islandia (155,55), Noruega (129,31), Hong-Kong (122,75) e Israel con un índice del 119,58.

Inmediatamente detrás de Canarias y también por encima de la media mundial se sitúan Dinamarca (115,13), Reino Unido (114,78), Suecia (113,64), Suiza (111,83), Taiwán (111,23), Finlandia (109,84), Rusia (109,10), Argentina (108,35), Francia (107,43), Singapur (105), Corea del Sur (104,96), Brasil (103,25), Italia (102,25), Austria (101,28) e Irlanda (100,67).

Por debajo del índice mundial se encuentran China (99,11), Alemania (99,05), Venezuela (97,85), Estados Unidos (96,87), Holanda (96,59), Bélgica (96) y España con un índice del 95,18, registrando así el territorio Peninsular un índice de coste de la vida y de la cesta de la compra inferior en más de 20 puntos al índice canario del 118,80.

Control de precios

En lo que respecta a la eficiencia del Gobierno regional en cuanto a si su control de precios afecta al precio final de los productos, el informe señala que los agentes económicos y sociales isleños no confían en las medidas de control del Ejecutivo autonómico por cuanto el índice del coste de la vida y los precios de la cesta de la compra en las Islas son de los más elevados a nivel mundial.

Otro tanto ocurre con su opinión sobre si los compradores son exigentes y están informados en el Archipiélago. En este sentido, los agentes económicos creen que los consumidores isleños no están bien informados ni son exigentes a la hora de realizar sus compras.