El control de las llamas en Canarias, cosa del aire

El autor del incendio de Gran Canaria, en libertad tras pagar una fianza de 25.000 euros

Las Palmas de Gran Canaria Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El incendio forestal que se declaró el pasado sábado en el barrio de Las Peñas, en el municipio grancanario de Artenara, podría darse por controlado este miércoles; pero hay factores como el vuento y el calor que no permiten dar por cerrado el proceso.

El esfuerzo de los técnicos en tierra y aire ha generado resultados y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, puede anuncial formalmente que está en vías de ser controlado. Ya esta semana ha advertido que esto no significa que el incendio esté extinguido, por lo que todo el operativo se mantendrán enfriando la zona, sobre todo ante la previsión de la llegada de una ola de calor.

Las autoridades locales han permitido a determinados vecinos regresar a su casa. La misma decisión que ha adoptado la jueza que instruye el caso sobre el acusado del incendio: 25.000 euros de fianza.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha confirmado que el incendio de Gran Canaria, que ha calcinado más de 1.500 hectáreas y se espera que quede estabilizado en las próximas horas, ha afectado a una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000, así como a especies endémicas vulnerables de la isla.

El Nublo II ocupa un 21% de la superficie terrestre de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, y abarca los municipios de Tejeda, Artenara y Vega de San Mateo. Actualmente, el incendio afecta a Tejeda, Artenara y Gáldar.

En otro municipio, en Telde, el alcalde, Héctor Suárez, ha afirmado que el fuego originado entre su localidad y el de Ingenio, en la isla de Gran Canaria, pudo ser provocado y ha pedido la colaboración ciudadana para localizar a la persona que prende fuego en el mismo lugar en los últimos años Ese incendio llega a este miércoles sin controlar y efectivos de la Unidad Militar de Emergencia y personal de Medio Ambiente trabajan en la zona para un por lado refrescar la superficie afectada y por otro acotar la zona definitivamente y proceder a su extinción.

Ha dicho que en total se han visto afectadas 100 hectáreas, los vecinos desalojados han podido volver de madrugada a sus viviendas y se prevé que las carreteras se puedan abrir en breve.