El Consorcio de Gestión del Archipiélago Chinijo da sus primeros pasos y ya prepara sus estatutos

ABC | LAS PALMAS
Actualizado:

La directora general de Ordenación del Gobierno de Canarias, Sulbey González, se reunió ayer en Las Palmas de Gran Canaria con una delegación de vecinos y colectivos de La Graciosa, así como con representantes de los municipios de Haría, Tinajo, Teguise y Arrecife, del Cabildo Insular de Lanzarote, de la viceconsejería regional de Pesca y de la Secretaría General del Mar del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, con el fin de trabajar en la elaboración de los nuevos estatutos del Consorcio de Gestión de Servicios de La Graciosa y el área de Gestión Integrada del Parque Natural del Archipiélago Chinijo.

Una vez consensuados los estatutos, y tras su elevación al Consejo de Gobierno, este sistema de gestión entrará en funcionamiento, previsiblemente, después del verano, y permitirá administrar de manera integral los usos permitidos del Espacio Natural Protegido, en régimen de cooperación interadministrativa entre los ciudadanos, el Gobierno de Canarias, los ayuntamientos afectados, la Administración General del Estado y grupos ambientalistas, lo que permitirá a los vecinos de esta isla «tener una representación muy directa de sus intereses y voz y voto en todo lo que allí se haga, por lo que sus reivindicaciones tendrán respuesta inmediata».

Sentencia de anulación

En la reunión, en la que también estuvieron presentes los propietarios del islote de Alegranza, se abordó, además, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que restablece sus derechos de uso anulando los artículos 15 y 49 del Plan Rector de Uso y Gestión del Espacio Natural Protegido.

Sobre este aspecto, González afirmó que dicha resolución judicial «no sólo afecta a Alegranza, sino también al uso del resto de los islotes del Archipiélago Chinijo, por lo que el Gobierno de Canarias intentará llegar a un acuerdo con estos propietarios, con independencia de que se recurra la sentencia».

El Archipiélago Chinijo alberga un 75 por ciento de la flora endémica de Lanzarote, abarca la isla de La Graciosa, los islotes de Alegranza y Montaña Clara, el Roque del Infierno, el Roque del Este y el ámbito marino comprendido entre estos islotes y la costa norte lanzaroteña.